WhatsApp pidió a sus usuarios que actualicen la aplicación a la última versión disponible, después de descubrir una vulnerabilidad que permitió a atacantes infectar el teléfono de una persona con un software espía (un “spyware”) mediante una llamada telefónica desde la app.


Ese programa espía fue desarrollado por la empresa israelí de inteligencia cibernética NSO Group, informó hoy el diario estadounidense Financial Times.


El spyware, que aprovecha la vulnerabilidad descubierta, permite a los atacantes infectar el dispositivo de la víctima con una simple llamada, incluso si ésta no es contestada. 

(Fuente: Télam)