El impacto económico que sufrirán las economías mundiales como consecuencia de la pandemia del COVID-19 está aún por calcularse. Sin embargo, un estudio de Google ya estima que el decrecimiento de la economía global será del 6,5% y que Italia, el país más afectado al momento, se enfrenta a una potencial recesión del 60%. 

Esta crisis económica y financiera se desata, en gran parte, por la caída del consumo. Dicho estudio lo refleja con sus cifras sobre búsquedas online en estas últimas semanas: la categoría viajes y turismo disminuyó en un 10% y la de indumentaria en un 2%. Las únicas que crecieron fueron salud, finanzas y gobierno entre un 12 y un 18%.