Río Negro se afianza como zona de producción de frutos secos

Mix nuts dry fruits and grapes on a white background in hessian bag

Con más de 150 establecimientos dedicados a la actividad, la región del valle inferior del río Negro, cerca de Viedma, es en la actualidad una de las zonas del país con mayor volumen de producción de frutos secos, con cerca de 1.000 hectáreas cultivadas, en mitades iguales de avellanos y nogales.
Debido al crecimiento de esta actividad entre el viernes 25 y el domingo 27, en Viedma se realizará la quinta edición de la Fiesta de los Frutos Secos.
En este marco, recientemente se inauguró un Centro de Servicios para Agregado de Valor (Sepav), para el descascarado mecánico de nueces y avellanas.
“El Centro comenzó como un proyecto identificado por el Cluster de Frutos Secos de la Norpatagonia para agregar valor y aumentar la capacidad de procesado en la región”, señaló el ministro de Agricultura, de la provincia Alberto Diomedi
El establecimiento, se encuentra ubicado en la zona de El Juncal, a unos 10 kilómetros de la capital rionegrina, cuenta con una línea de descascarado de nueces, que también ha demostrado utilidad para el partido de avellanas, la que se complementó con un dosificador gravimétrico para fraccionar automáticamente desde 200 gramos a 5 kilos.
“El Centro dará mucha importancia a la trazabilidad del fruto de cada productor. Estas maquinarias permiten agregar valor a los frutos secos, con el pelado para obtener la mariposas. El Centro Sepav tuvo un financiamiento desde el Prosap de 3.487.000 pesos”, explicó Diomedi.
Este crecimiento de los cultivos de frutos secos en la región evidenciado durante los últimos años, que llevó a que sólo en el Valle Inferior se alcancen las mil hectáreas en explotación,
Actualmente la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) trabaja en un proyecto de elaboración de aceite de frutos secos, por lo que se adquirieron equipos complementarios para esta línea, y la colocación comercial de su subproducto como harina de nuez.