Juan Manuel Urtubey, Gobernador de la Provincia de Salta, participó del Ciclo de Conferencias “Cómo veo a la Argentina” organizado por el Rotary Club de Buenos Aires con la coordinación de Clara Mariño.

 

El Gobernador se mostró muy optimista con el futuro de la Argentina, si bien marcó discrepancias con respecto al gobierno de turno. Expresó que en nuestro país siempre nos manejamos con una lógica binaria e insistimos en las mismas prácticas buscando diferentes resultados.

 

A su vez, destacó que hay que buscar una construcción desde las coincidencias en vez desde las diferencias. En este sentido, remarcó que “aún desde la oposición somos gobierno” y que están “colaborando para que éste gobierno tenga todas las herramientas necesarias para que salga adelante”. Se presentó como una alternativa a la lógica binaria Macri – Kirchner y remarcó que “la Argentina puede cambiar de gobierno pero no de régimen político, sería genial que lo logremos y me parece que eso es lo principal”.

 

Referido a la ley de despenalización aborto, destacó que es católico y que, por lo tanto, no está de acuerdo. No obstante, remarcó que “hay que correr a la mujer del lugar de victimario, porque es una víctima de muchísimas circunstancias, entonces lo primero que hay que hacer es despenalizar la situación de la mujer”. Insistió en que “hay una distancia enorme entre hacer de cuenta que no pasa nada en la Argentina, entonces no hacer nada, que es la posición de algún lugar, a otros que plantean un salto cultural en el que creo que no todos los argentinos estamos preparados”. Y aseguró que una “evolución debe ser producto del consenso, una ley que salga 50/50 no sólo dentro del Congreso sino en la opinión pública, en lo personal, creo que más que un avance es un retroceso”.

 

Respecto al peronismo y su candidatura, expresó que el partido se encuentra lejos de la gente y precisa revincularse con la sociedad antes de pensar en su candidatura, establecer un “parámetro más o menos común de a dónde queremos ir” e ir a una PASO entre todos los que piensan similar. En este sentido, excluyó a Cristina Fernández de Kirchner: “representa algo totalmente distinto a lo que queremos”.

 

Por otro lado, hizo hincapié en la necesidad de “normalizar la prestación de servicios públicos” aunque refirió que “el error del gobierno es, con excesivo voluntarismo, avanzar más allá de lo posible”. Además refirió a un error conceptual de avances y retrocesos entre los aumentos y la moderación de la justicia.

 

Frente a dos preguntas de Clara Mariño, a saber, si será pre candidato a Presidente y quien sería en ese caso su Ministro de Economía, respondió: “no lo tengo decidido porque no alcanza con una mirada mesiánica salvadora sino que se necesita un conjunto. Quiero ser, si se puede, uno de los que colabore en un espacio político que le ofrezca instancias superadoras a lo que es el Estado público. Si nosotros logramos conformar un espacio político así, (…) estoy dispuesto a avanzar no solo en la construcción sino también a encabezarlo”. Referido a la segunda, indicó que “tenemos muchísimas personas con prestigio” y que “si haría una cosa, tendría un ministro de economía con poder en serio”, mientras que consideró una falla tener 6 o 7 Ministros de Economía.

 

Por último, afirmó que si hubiera ballotage entre Cristina y Macri, trabajaría en construir una alternativa superadora.