UNA MANSIÓN DE 9 MILLONES DE DÓLARES SERÁ LA NUEVA CÁRCEL DE MARCELO ODEBRECHT

34

Marcelo Bahía Odebrecht, el ex presidente de la constructora que fue el eje del mayor escándalo de corrupción de Brasil y que se expandió a otros 12 países, saldrá de prisión el próximo martes 19 y cumplirá arresto domiciliario en su mansión de 3.000 metros cuadrados valuada en unos 9 millones de dólares.

El empresario, corruptor confeso, dejará la prisión de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, capital del estado sureño de Paraná, y volverá a vivir con su familia en su mansión en el barrio de Morumbí, en San Pablo.

El juez Sérgio Moro condenó a 19 años de prisión a Marcelo Odebrecht, pero su pena, a raíz del acuerdo de delación premiada, está siendo aliviada y ahora volverá a casa luego de dos años y seis meses en la prisión.

El heredero de la mayor empresa de ingeniería de Latinoamérica quedará bajo arresto domiciliario y luego de dos años y medio pasará a un régimen semi abierto a raíz de que 77 ejecutivos del grupo Odebrecht hicieron un acuerdo de delación premiada.

Según informó el diario O Estado de Sao Paulo, Marcelo Odebrecht, de 49 años, volverá a vivir en el barrio cerrado de mansiones Jardim Pignatari, en el barrio de Morumbí.

Una fortaleza con guardias privados, muros y cercas electrificadas que está ubicada a 950 metros de la sede de la gobernación del estado de San Pablo y a 2.500 metros del estadio Cícero Pompeu de Toledo, Morumbí, del club Sao Paulo.

La mansión del corruptor confeso tiene piscina, cancha de fútbol, será la nueva prisión a raíz de que apenas en 2020, siguiendo el acuerdo de la delación premiada, Odebrecht podrá pisar las calles.

Según Folha de Sao Paulo, Marcelo Odebrecht está en crisis con su padre, Emilio Odebrecht, quien desplazó de la conducción de la constructora a todos los familiares y lo obligó a confesar los delitos.

El acuerdo de Odebrecht con la justicia para liberar al llamado “Príncipe de las Constructoras” fue homologado el pasado 28 de enero por parte del Supremo Tribunal Federal.

Actualmente, comparte su celda con un contrabandista de divisas y realiza ejercicios físicos.

Otros personajes de la Operación Lava Jato como Alberto Yousseff, el mayor contrabandista de Brasil y dueño de una ‘cueva’ de cambio ilegal, ya lograron la libertad a cambio de la delación premiada.

Yousseff vive en el barrio Vila Nova Conceicao, en un apartamento de lujo en la zona en la que se cotiza el metro cuadrado más caro de Brasil, después del barrio de Leblón, en Río de Janeiro.

Hoy también dejó la prisión domiciliaria el ex ejecutivo de Andrade Gutiérrez Octavio Márquez de Acevedo, cuya delación estuvo envuelta en la polémica ya que fue acusado de defender a varios dirigentes políticos.

También dijo que donó ilegalmente un millón de reales a la campaña de Dilma Rousseff pero luego fue encontrado un cheque con esa suma, oficial, a nombre del ex vicepresidente y actual mandatario, Michel Temer.