A través de la segunda serie de su fideicomiso financiero con oferta pública constituido con créditos cien por ciento vía digital, MONI logró acceder a financiamiento con tasas sensiblemente por debajo de las que ofrecía el mercado antes de las elecciones.

MONI, la innovadora compañía de servicios financieros digitales que opera en Argentina y México, anunció que su Fideicomiso Financiero Moni Mobile Serie II por 96,99 millones de pesos fue colocado a una tasa del 54,84% y tuvo ofertas por más de 217 millones de pesos por parte de 31 oferentes.

La exitosa emisión de MONI, calificada por FIX SCR Argentina como A1+, la calificación crediticia más alta para deuda de corto plazo, recibió ofertas por 2,2 pesos por cada peso que salió a buscar, mostrando un alto interés de los inversores basado en la solidez que presenta la compañía y su excelente registro de cumplimiento con la Serie I emitida en 2018.

La colocación de deuda concluida esta semana por MONI, que tuvo como fiduciario y emisor al Banco de Valores S.A., es la primera que se integra con posterioridad a las elecciones presidenciales y logró una tasa muy competitiva que favorece la ampliación del crédito al consumo, de más de 13 puntos porcentuales por debajo de las pagadas en la semana previa a las elecciones.

“Vemos un fuerte acompañamiento de los inversores en este tipo de instrumentos con carteras muy diversificadas y con muy buena performance, generando liquidez en el mercado y permitiendo a empresas como Moni continuar con sus planes de desarrollo y expansión”, afirmó Juan Pablo Bruzzo, CEO de MONI.

Este fondeo le permitirá a MONI expandir su cartera de crédito y ampliar la oferta de servicios de su billetera digital, especialmente entre los segmentos sub-bancarizados. Actualmente provee créditos de dinero, pago de servicios y pagos de compras a través de su plataforma digital en Argentina y México.

Habiendo superado recientemente el millón de transacciones con crédito para consumo por un monto superior a los USD 250 Millones y dado el contexto de volatilidad e incertidumbre que dejó el proceso electoral, la calificación A1+ obtenida por la emisión de MONI habla a las claras de la particular solidez que muestra su modelo de negocios y los fundamentales que aseguran la capacidad de pago de sus compromisos financieros.

Desde sus inicios, MONI se ha caracterizado por el perfil disruptivo. En 2013 fue la primera compañía en ofrecer préstamos inmediatos en un proceso 100% digital y desde entonces ha seguido innovando permanentemente. En 2017 sumó una aplicación de pago de servicios y compras en línea a su plataforma y el año pasado sorprendió nuevamente al mercado al lanzar el primer fideicomiso con oferta pública con securitización 100% digital en Argentina, liderando las gestiones realizadas ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) para habilitar la posibilidad de estructurar este tipo de instrumentos de financiación con oferta pública a través de contratos totalmente digitales.

Con más de USD 10 Millones de inversión obtenidos desde que fuera fundada por los Argentinos Alejandro Estrada y Juan Pablo Bruzzo hace escasos seis años, MONI ha sabido consolidar su liderazgo en la industria a través del uso intensivo e inteligente de la tecnología, con la que ha desarrollado una aplicación móvil innovadora, intuitiva y sumamente fácil de utilizar.

En esta operación actuaron como organizadores Banco de Valores S.A. y First Corporate Finance Advisors S.A. y los agentes colocadores fueron Banco de Valores S.A., INTL CIBSA S.A., Industrial Valores S.A., First Capital Markets S.A. y Banco de Servicios y Transacciones S.A.