Suave moderación del crecimiento mundial con relajación monetaria
El crecimiento global se ha ralentizado más de lo esperado en los últimos meses, reforzando los temores de una brusca desaceleración de la actividad económica. En este entorno, la Fed y el BCE han cambiado su hoja de ruta y han anunciado nuevas medidas de estímulo monetario.

De manera similar, en China se han adoptado políticas expansivas adicionales, tanto fiscales como monetarias. Esta reacción de las autoridades en las principales economías favorece una moderación más suave del crecimiento mundial hacia adelante. Sin embargo, una
pérdida imprevista del dinamismo de la economía China, una nueva ola de medidas proteccionistas o una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea, entre otros riesgos, podrían desencadenar escenarios más negativos.



En el plano externo, las noticias económicas evolucionaron mejor de lo esperado con una Reserva Federal que dio una vuelta en “U”, indicando que finalizaría este año el ciclo de retiro de estímulos monetarios y suba de tasas de interés y alejando temores de una recesión en EEUU. La pausa en el retiro de estímulos monetarios en los países centrales sin duda favorecerá los flujos de capitales hacia mercados emergentes, pero Argentina por el momento no se ha visto beneficiada por este cambio ya que sobre el país aún pende la incertidumbre sobre el resultado de
las elecciones presidenciales y la capacidad del actual programa económico para estabilizar la macroeconomía.

(Informe: BBVA Research )