UN “CUELLO DE BOTELLA” EN MATERIA LOGÍSTICA PODRÍA DEMORAR TRASLADO E INSTALACIÓN DE PARQUES EÓLICOS

18

La puesta en marcha de los proyectos eólicos del programa RenovAr, de energías renovables, podría sufrir demoras debido a los plazos operativos previstos, advirtieron empresas del sector logístico a las autoridades del Ministerio de Energía y Minería.
El plazo límite para la recepción de equipos destinados a los 29 proyectos adjudicados en las rondas 1 y 1.5 del programa, y obtener los beneficios impositivos previstos, vence el próximo 31 de diciembre.
Directivos locales de distintas empresas, como el grupo japonés NYK (Nippon Yusen Kaisha, el mayor armador del mundo), alertaron, en notas elevadas a Energía y Minería, sobre las dificultades para el traslado masivo de aerogeneradores hacia las nueve provincias donde se radicarán los parques eólicos.
La filial argentina de NYK (Yusen Logistics) advirtió en particular sobre los acarreos hacia el sur del país: “las distancias desde las terminales portuarias van a generar un congestionamiento importante sobre rutas que son claves para la distribución de mercadería general”.
La compañía señaló que “los plazos para trasladar los generadores del buque al puerto y al depósito, y luego al parque eólico, requieren de un volumen considerable de contratación de transportes especiales, por lo que se debe analizar si se cuenta con la oferta necesaria para satisfacer la demanda”.
El mapa de la distribución de proyectos eólicos incluye principalmente a Chubut con 10 emprendimientos por 601,4 Mw; Buenos Aires, 8 aprovechamientos, 544,6 Mw; y Santa Cruz, 3 parques, 222,2 Mw.
La Rioja y Río Negro tienen dos proyectos cada una (por 194,7 Mw y 150 Mw, respectivamente) y le siguen Córdoba, La Pampa, Mendoza y Neuquén, con una oferta adjudicada en cada caso en el programa RenovAr.
“Tomando como límite el arribo de un gran volumen de generadores para fin de año, a través de tres o cuatro opciones de puertos (Zárate, Bahía Blanca, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia) hay que armar un plan estratégico relacionado con la capacidad de recepción y almacenaje de todos los equipamientos”, consideran los empresarios.
Las advertencias de NYK alcanzan además a lo concerniente al manipuleo de las torres y molinos; el estado de las rutas; el tiempo operativo de traslado de los equipos de montaje; y la insuficiencia de camiones especiales.
Las rondas del RenovAr realizadas por Energía y Minería estimaron plazos de puesta en operaciones de los parques eólicos de entre 500 y 900 días, a partir de la firma de los contratos de venta de energía a Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico).
El comienzo de las obras de los distintos parques, sin embargo, podría postergarse si se considera la referencia -tal como hace la filial de la empresa japonesa- de los plazos de instalación demandados en proyectos similares en Canadá y en distintos países de Europa.
Los directivos de Yusen Logistics propusieron un conjunto de análisis preliminares para evitar mayores demoras, tales como la familiarización con los equipos (pesos, dimensiones, materiales, puntos de sujeción, centros de gravedad); condiciones de compra; y estudios sobre los tipos de buques para el transporte internacional (capacidad, costos, disponibilidad de espacios y frecuencias).
Otros aspectos a considerar son los de la liberación aduanera de los equipamientos; y el estado de las rutas (resistencia de puentes, mantenimiento, tráfico, acuerdos con Vialidad y municipios).
La firma de logística recomendó también evaluar los transportes terrestres especiales (hidráulicos, extensibles); definir los tipos de grúas a utilizar; y realizar estudios del clima y el tránsito vehicular según época de arribo de los aerogeneradores.
Un punto adicional, aconseja por último NYK a las empresas que encaran los proyectos, será la contratación de seguros que cubran el valor total de los equipos eólicos, transportes, manipuleo y responsabilidad civil.