La empresa Uber resolvió suspender el funcionamiento del servicio en Córdoba y desactivó la app que utilizaba desde el 9 de septiembre, un sistema considerado ilegal en la ciudad y que derivó en sanciones a varios choferes.


A través de un comunicado que envió a sus usuarios por correo electrónico, la empresa de capitales internacionales afirmó: Uber tiene un compromiso firme con ser parte del futuro de Córdoba y el diálogo debe guiar ese compromiso. Hemos decidido priorizar la búsqueda de acuerdos.


Queremos que los cordobeses tengan la posibilidad de elegir cómo viajar y proteger a quienes buscan ejercer su derecho de generar ingresos manejando con la app de Uber, sin ser castigados con multas exorbitantes, sigue el escrito.

(Fuente: Télam)