TURISMO RURAL AL PASO EN EL MAYOR ESTABLECIMIENTO YERBATERO DEL MUNDO, SOBRE LA RUTA 14 EN CORRIENTES

43

Miles de hectáreas de tierra colorada con bosques y una variada fauna típica litoraleña que rodean al mayor establecimiento productor de yerba del mundo, en Corrientes, son una opción turística al paso para quienes viajan por la ruta nacional 14 y quieren hacer un alto en un ambiente natural y conocer los secretos del producto básico del mate.
El invierno es una temporada ideal para visitar destinos en la zona más tropical del país, como las Cataratas del Iguazú o los Saltos del Moconá, en Misiones, y si se viaja en coche por la costa del Uruguay se pueden dedicar unas horas a esta relajada oferta de turismo rural, que se puede combinar con gastronomía e historia.
A la vera de la ruta, unos 50 kilómetros antes del límite con Misiones y en la tierra ya colorada de Gobernador Virasoro, se encuentra desde hace más de un siglo el establecimiento Las Marías, devenido en el mayor productor de infusiones de Sudamérica.
Cada año el predio recibe más de 50.000 turistas de paso en sus instalaciones y espacios naturales, entre ellos muchos extranjeros, quienes pueden apreciar la comunión entre la naturaleza y la producción.
Hay quienes hacen una pausa para descansar en un ambiente verde oyendo los sonidos que surgen de los arroyos, del viento entre las ramas y de los animales del bosque, al tiempo que pueden degustar mates y tés sin costo alguno.
Otros le agregan su interés por conocer el origen de la bebida más popular de los argentinos y recorren la zona de cosecha de yerba mate y observan los procesos de estacionado, secado, elaboración y envasado, y están los que le suman datos históricos de la estancia original, cuyo casco permanece en el lugar de su construcción.
Un típico almuerzo en la parrilla del Club Taragüí, que es parte del establecimiento, puede completar el recorrido para los que estén dispuestos a dedicarle virtualmente media jornada al lugar.
Las opciones varían según el tiempo e interés de cada turista, y la primera que se ofrece es el “Tour Peatonal”, de una hora, que consiste en una recepción, con degustación de las infusiones que allí producen, un vídeo institucional y el recorrido por el casco histórico, los parques, el vivero, el laboratorio y los sectores de envasado, social y deportivo.
“Este recorrido, que es gratuito -señalaron a Télam desde la oficina de Prensa de Las Marías- además brinda la posibilidad de avistar algunas especies de la fauna de la región, como carpinchos, yacarés, tucanes, ñandúes, monos carayá e infinidad de aves”.
Otro es el “Tour Las Marías”, de unas dos horas, que incluye lo anterior más un recorrido en un minibús del establecimiento para conocer detalles de las fases del proceso productivo de la yerba mate.
El paseo lleva a los visitantes por el yerbal histórico, el secadero, el sector de estacionamiento de la yerba y de envasado, el laboratorio, el vivero, la laguna, los parques, el oratorio y la zona social y deportiva.
Este es el circuito de mayor demanda por parte del turismo, a pesar de que a diferencia del anterior requiere el pago de un bono contribución para la Fundación Victoria Jean Navajas -que ayuda a proyectos de escuelas de la región- que cuesta 70 pesos para el público en general, 40 para jubilados y niños de cinco a 12 años, y es sin cargo para menores de cinco.
También está la denominada “Visita especial”, que es personalizada según el tiempo disponible y el interés puntual del turista que la contrata, y se hace con reserva previa.
Este tour especial consiste en un recorrido por el laboratorio de yerba y las cámaras de estacionamiento, las plantaciones clonales de yerba y de té, su cosecha (según la época del año), los montes y jardines, el secadero, el sector de envasado de té y la Fundación Victoria Jean Navajas.
Esta entidad es una de las fundaciones donantes más antiguas del país y centra sus actividades en la educación, al realizar, promover, estimular y participar en iniciativas de carácter educacional, intelectual, artístico, social y filantrópico.
La Fundación desarrolla su actividad con especial énfasis en las provincias de Corrientes y Misiones, que son las zonas de influencia de los centros de producción del Grupo Las Marías.
Cualquiera de los recorridos se puede completar en la Parrilla del Club Taragüi, donde a la sombra de los árboles y en un fresco microclima se puede disfrutar de ofertas gastronómicas representativas de la región.
Todos los mediodías, la Parrilla ofrece un menú típico que incluye empanadas de carne hechas con una tradicional receta correntina, una variada mesa de ensaladas y una surtida parrillada, además de de minutas, entre las que se destaca la original mandioca frita, y todo se acompaña con postres y dulces regionales.
Con su apertura al turismo, Las Marías busca demostrar que es mucho más que una planta agroindustrial y que el respeto por la naturaleza es un pilar fundamental de la empresa.
La jefa de Relaciones Públicas y Turismo del establecimiento, Fernanda Álvarez, explicó que la iniciativa fue encarada “siguiendo una misma filosofía que respetamos desde nuestro origen: hacer un trabajo de calidad, con la misión de mejorar la calidad de vida de los integrantes de la empresa, y de su entorno social y natural”.-