Donald Trump deja mal parada a May

Las declaraciones de Donald Trump, enalteciendo a un rival político de Theresa May y descartando un acuerdo comercial, colocaron a la primera ministra británica en una situación embarazosa en el segundo día de la visita del presidente estadounidense al Reino Unido.

En su primer encuentro tras conocerse la entrevista, Trump afirmó que su relación con la primera ministra era “muy, muy sólida”.

“La relación es muy, muy sólida, tenemos una muy buena relación”, dijo Trump al lado de May, al principio de una reunión en Chequers, la residencia campestre de la primera ministra en las afueras de Londres.

Ambos ofrecerán una conferencia de prensa a las 13H45 (12H45 GMT), y luego Trump irá con su esposa Melania a tomar el té con la reina Isabel II en el castillo de Windsor.

En una entrevista al diario The Sun, que empezó a difundirse el jueves por la noche cuando May presidía una cena de gala en honor de Trump, el presidente dijo que Boris Johnson sería “un gran primer ministro”, que los planes de May de mantener vínculos con la Unión Europea tras el Brexit imposibilitan un acuerdo comercial con Estados Unidos y que le aconsejó que negociara con Bruselas de un modo y ella hizo lo contrario.

Además, acusó al alcalde de Londres, Sadiq Khan, de haber hecho un trabajo “terrible” contra el terrorismo, un año después de la oleada de atentados de 2017.

El secretario de Estado de Relaciones Exteriores Alan Duncan quitó hierro a la entrevista en declaraciones a la BBC, afirmando que “no es grosero elogiar a Boris Johnson” y que Trump “es un polemista, es su estilo”.

“Es un gran personaje”, añadió Duncan.

Por su parte, Philip Hammond, el ministro de Finanzas, expresó su confianza en que May convencerá a Trump de que su propuesta de mantener lazos comerciales con la UE es buena.

(Fuente: NA)