TRUMP COMPROMETE A EEUU A UNA GUERRA ABIERTA EN AFGANISTÁN, LOS TALIBANES PROMETEN GENERAR UN “CEMENTERIO ESTADOUNIDENSE”

14

El presidente Donald Trump comprometió a las tropas estadounidenses a una guerra abierta en Afganistán, lo que fue bien recibido hoy por el gobierno del país surasiático pero que según los insurgentes talibanes convertirá al país en un “cementerio para el imperio estadounidense”.
En un discurso pronunciado anoche en horario de máxima audiencia desde la base militar de Fort Myer, en Arlington, en el estado de Virginia, Trump recalcó que serán las “condiciones” en Afganistán las que indiquen los vectores que definan esta nueva estrategia en ésta, la guerra más larga de Estados Unidos.
“Una retirada apresurada crearía un vacío que los terroristas, incluidos el ISIS y Al Qaeda llenarían de inmediato, tal y como ocurrió antes del (los atentados del ) 11-S. Y, como sabemos, Estados Unidos se fue de Irak de forma equivocada y apresurada”, dijo el mandatario, culpando a su predecesor Barack Obama de esto último.
“Ya no vamos a construir naciones, vamos a matar terroristas”, concluyó Trump, y dejó claros los alcances y expectativas de la nueva estrategia.
Tras el anuncio, los talibanes advirtieron en un comunicado de su portavoz, Zabihullah Mujahid, que el país asiático se convertirá en el “cementerio” de Estados Unidos y que los insurgentes continuarán en su lucha hasta que las fuerzas estadounidenses abandonen el país.
“Mientras un soldado de Estados Unidos permanezca en el país continuaremos con nuestra yihad contra ellos con la moral fuerte, con plena voluntad y más sobriedad”, detalló el vocero talibán, citado por la agencia de noticias EFE.
Mujahid aseguró que la “liberación del territorio afgano de los invasores” supone una obligación religiosa y moral para los afganos.
Poco después, el presidente afgano, Ashraf Gani, agradeció el anuncio que apoya los esfuerzos del país “por alcanzar la autonomía y a la lucha conjunta para liberar a la región de la amenaza del terrorismo”, según señaló en un comunicado.
Según Gani, la nueva estrategia de Estados Unidos en Afganistán, anunciada hace unas pocas horas, pone un énfasis particular en el respaldo al Ejército afgano: doblar el número de las tropas especiales, mejorar las fuerzas aéreas o un mayor asesoramiento.
Aunque Trump no precisó el número de tropas que enviará, fuentes del Congreso citadas por medios locales apuntan a que serán alrededor de 4.000 los militares que engrosarán las filas estadounidenses en el país asiático, donde ya hay destinados unos 8.400 soldados como parte de ese operativo de asistencia y en tareas antiterroristas.
La OTAN, por su parte, sigue con unos 13.000 soldados en tareas de asesoramiento y capacitación en el país, donde según el informe del Inspector Especial para Afganistán (Sigar) de Estados Unidos, la guerra está “estancada”, con los insurgentes controlando el 40% del país.
El secretario general de Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, dio también “la bienvenida” a la nueva estrategia en Afganistán y recordó que los miembros de la OTAN y sus socios ya habían decidido aumentar la presencia militar allí.
“Doy la bienvenida al nuevo enfoque del presidente Trump con respecto a Afganistán y la región, basado en condiciones. La OTAN sigue plenamente comprometida con Afganistán y estoy deseando debatir el camino hacia delante con el secretario (de Defensa, James) Mattis y nuestros aliados y socios internacionales”, afirmó en un comunicado el político noruego.
Y añadió que la OTAN pone “especial énfasis” en continuar con el desarrollo de las fuerzas especiales afganas y las fuerzas aéreas, además de en mejorar el comando y el control.
De su lado, India reafirmó su apoyo “firme” al desarrollo y asistencia a Afganistán, tras el anuncio de Trump y dijo que el país está “comprometido a apoyar al gobierno y a la gente de Afganistán en sus esfuerzos por llevar la paz, la seguridad, la estabilidad y la prosperidad a su país”, según un comunicado de la Cancillería india.
Entretanto, China tomó distancia de las críticas del presidente Trump contra Pakistán por su supuesto apoyo a los talibanes y subrayó que ese país “está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo y ha hecho grandes sacrificios y contribuciones en el combate al terrorismo”, según afirmó la portavoz de la cancillería, Hua Chunying.
“La comunidad internacional debería confirmar los esfuerzos de Pakistán”, recalcó Hua, quien reaccionó con estas palabras a las críticas de Trump a Pakistán, país limítrofe con Afganistán al que -advirtió- tiene “mucho que perder” si sigue dando refugio a los talibanes.
El diario The Washington Post citando a analistas políticos estadounidenses afirmó hoy que las declaraciones de Trump apuntan no solo a presionar militarmente a los talibanes en Afganistán, sino también a Pakistán y pronosticó que el cambio de política en Washington terminará en un “régimen de sanciones” de Estados Unidos contra Pakistán.