TRES OPOSITORES PRESOS INICIAN HUELGAS DE HAMBRE MIENTRAS SIGUEN LAS PROTESTAS EN VENEZUELA

15

Dos policías y un diputado opositores a quienes el gobierno de Venezuela tiene presos en instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) iniciaron una huelga de hambre para reclamar su liberación, mientras continuaban hoy las protestas opositoras y su represión, en varias ciudades del país.
Quienes iniciaron la medida de fuerza son Venus Medina y Fred Mavares, policías del municipio caraqueño Chacao, y Wilmer Azuaje, diputado regional del estado llanero Barinas, informó el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho.
El alcalde subrayó que Medina y Mavares son “dos de los 14 funcionarios presos a pesar de tener boletas de excaracelación emitidas desde hace más de 10 meses” e iniciaron la protesta “para exigir la liberación de todo el grupo”, reportó la agencia española EFE.
El caso de Azuaje fue denunciado por su mujer, Kelly García, en su cuenta de Twitter.
Azuaje fue secuestrado el 2 de mayo pasado, después de salir de su oficina, y durante un mes y medio no se supo nada de él.
“Está desaparecido, lo secuestraron, hay un silencio total sobre su caso”, afirmó la madre de Azuaje, Carmen Cordero, a mediados de este mes.
Antes, parientes de Azuaje denunciaron que un restaurante del legislador fue incendiado y varias cabezas de ganado de la familia fueron asesinadas.
Por otra parte, manifestaciones de protesta contra el gobierno -algunas de las cuales incluyeron sentadas en la vía pública y piquetes y barricadas para obstruir el tránsito de vehículos- fueron reprimidas esta mañana por tropas militares y policiales, informó el diario caraqueño El Nacional.
Esos hechos ocurrieron al menos en Barcelona, Maracay y Mérida -capitales de los estados Anzoátegui, Aragua y Mérida-, así como en la autopista entre Cagua y Santa Cruz, también en Aragua, y en El Llanito, en el municipio caraqueño Sucre, sin que hasta este mediodía se hubieran reportado víctimas.
Las protestas callejeras que vienen repitiéndose casi cotidianamente desde principios de abril dejaron 75 muertos, 54 de ellos por heridas de bala, y más de 1.300 heridos, según datos oficiales.