Si el verano llegó de improvisto y sos de los que aún no tienen sus vacaciones definidas, te proponemos dos destinos turísticos locales con oferta hotelera disponible que valen la pena disfrutar y un bonus track, cruzando la Cordillera.

Caminatas por la selva misionera, espectáculos en la city porteña y el festival de música latina más importante de la región, son algunas de las actividades destacadas.

Las Cataratas del Iguazú, en Misiones

Misiones Jesuitas, Saltos del Moconá, Salto Encantado, Parque Temático La Cruz y Posadas son algunas de las propuestas misioneras más atractivas de la temporada.

Sin dudas uno de los destinos que hay que visitar por lo menos una vez en la vida, son las Cataratas del Iguazú. Formadas por 275 saltos de agua de hasta 80 metros de altura, son consideradas desde el 2011 una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Los visitantes podrán realizar paseos náuticos al pie de los saltos, recorrer la larga trama de pasarelas y tomar un tren que los llevará hasta el balcón Garganta del Diablo. 

Muy cerca de allí, los viajeros que lleguen a Puerto Iguazú podrán realizar recorridos históricos como la visita guiada a la construcción “La Aripuca”, de 17 metros de altura y más de 500 mil kilos, construído a base de árboles rescatados. Inspirado en una típica trampa de los pueblos guaraníes, el monumento tiene el objetivo de difundir la cultura, creencias y tradiciones de la región. Otro punto turístico para visitar es el Hito Tres Fronteras, donde confluyen los ríos Iguazú y Paraná, y desde el cual se pueden ver las costas de Paraguay y Brasil.

En las afueras de Puerto Iguazú, se encuentra Mercure Iguazú Hotel Iru: ubicado dentro de las 600 hectáreas de la Selva Iryapú, el hotel cuenta con un exquisito diseño arquitectónico que busca reducir al mínimo el impacto sobre el medioambiente a la vez que se integra al ecosistema natural que lo rodea, transformándose en un permanente mirador hacia la naturaleza. Para este verano, los huéspedes que se alojen en Mercure podrán acceder a caminatas gratuitas por la Selva Iryapu, recorrido que se realiza todos los días. Además, disfrutar de los distintos espacios dedicados al relax de niños y adultos: sala hidromasaje y vistas a la selva, ducha escocesa con colorterapia, sauna seco y salas de masajes; gimnasio; piscina descubierta con desborde finlandés y pool bar; piscina, plaza de juegos y Club Kids.

Recorrido gastronómico y cultural con sello porteño

Los días de verano en la ciudad de Buenos Aires pueden ser agobiantes, pero también una oportunidad para descubrir nuevos puntos turísticos en una ciudad casi vacía. Los porteños que se quedan y los miles de turistas que llegan de distintos puntos del país, podrán acceder a una oferta más que diversa: recorrido teatral por la Avenida Corrientes y expresiones musicales alternativas; propuestas gastronómicas locales y multiculturales; actividades recreativas gratuitas para niños al aire libre; y vivir festividades como la Fiesta de la Alasita o el Año Nuevo Chino.

Además, durante los fines de semana de febrero, la ciudad se llena de color para presentar el Carnaval porteño que sumará funciones, talleres y encuentros en centros culturales, teatros y plazas.

Para quienes disfrutan las salidas nocturnas, no pueden perderse los espectáculos teatrales. Para la previa, Novotel Buenos Aires cuenta con una renovada barra de tragos de autor con Happy Hour de lunes a viernes de 18 a 20 hs. Para la cena, su restaurante Patio #378 presentó recientemente su nueva carta con una propuesta gastronómica que combina ingredientes de estación con técnicas disruptivas. Además, para quienes estén en la búsqueda de alojamiento el hotel ofrece una promo especial para argentinos: disponible los viernes, sábados y domingos y vigente hasta el 29/02 (no aplica en carnaval). La tarifa diaria es de $5500 +iva e incluye desayuno buffet, acceso a gimnasio y piscina y se aplica sólo por venta directa vía mail o teléfono.

Al lado de Novotel, se ubica Ibis Obelisco con una propuesta para toda la familia que combina precio y calidad. Para estas vacaciones, el hotel ofrece una promo especial: por $600 los huéspedes tendrán acceso a la piscina y al gimnasio del Novotel, ubicado al lado. 

BONUS TRACK: Festival de Viña del Mar (Chile)

Si bien Viña del Mar es altamente valorada por sus playas, es un destino que también ofrece un patrimonio cultural y natural muy singular, visible en su arquitectura, parques, jardines y museos. Visitas a edificios con interés arquitectónico o patrimonial como el Castillo Ross o el Muelle Vergara, recorridos por áreas verdes como el emblemático reloj de flores o el Jardín Botánico y paseos por monumentos históricos, como el Castillo Wulff y el Palacio y la Quinta Vergara,  son parte de los atractivos propios de la Ciudad Jardín.

También es un lugar donde donde el turismo aventura tiene un gran desarrollo, con ofertas certificadas de buceo, canotaje, paseos náuticos, actividades de alta montaña, cicloturismo, canopy, kaysurf, trekking, descenso en balsa (rafting), parapente, cabalgatas y otros. 

¿La mejor época para viajar? Probablemente durante la semana dónde ocurre el certamen musical más importante del año para todo Hispanoamérica, el Festival de Viña del Mar, que este año celebrará su versión número 61, entre el 23 y 28 de febrero.

Para esta fecha, dos hoteles con habitaciones disponibles son Novotel de Viña del Mar, ubicado en las inmediaciones de los principales hitos turísticos de la ciudad. Acá un niño por familia, hasta 10 años de edad, no paga hospedaje durante la estadía.

Otra alternativa es Pullman San Martín, emplazado en uno de los sectores turísticos más emblemáticos de la ciudad a unos pasos de la playa Acapulco, el Muelle Vergara y el casco histórico.