La normativa de emergencia promovida por la AAP regularizará la cadena de pagos a las pymes de la industria a fin de garantizar su estabilidad financiera.

Ante un contexto económico complejo y una crisis inflacionaria que no da respiro a las micro, pequeñas, y medianas empresas; la Asociación Argentina de Publicidad (AAP) se encuentra impulsando una ley de emergencia que regularice la cadena de pagos en plazos que no superen los 60 días.

Según un relevamiento del Observatorio Publicitario de la AAP, el 70% de las empresas no cumple con los plazos de pago pautados. Incluso el 27% de ellas tampoco reconoce las condiciones de pago a terceros, obligando a las propias agencias a financiar al anunciante cuando no cuentan con la capacidad económica para hacerlo.

Con el objetivo de proteger al sector pyme de la industria publicitaria, la ley de Pago Oportuno buscará regularizar temporalmente la cadena de pagos estableciendo un límite de 60 días para abonar los pagos a proveedores. De esta forma, se focalizará en revertir el desfasaje producido por la especulación financiera de las grandes empresas.

El 37% de las agencias asegura que esta metodología de pagos atrasados empeoró en los últimos cinco años. Sin embargo, solo el 32% de ellas establecen sus honorarios y plazos por escrito, dando lugar a que el porcentaje de las empresas que demoran sus pagos sobre la factura emitida ascienda al 60%.

Esta situación de inequidad, donde los pagos suelen realizarse a los 120 días, impide que las pymes alcancen una estabilidad financiera. Sumado a un marco inflacionario de alza de costos que no logra ser trasladado a los clientes, sino que es absorbido por las agencias, reduciendo la rentabilidad del trabajo.