TRASLADAN A MANZANARES PARA NOTIFICARLE LOS CARGOS EN SU CONTRA EN LOS TRIBUNALES FEDERALES DE RETIRO

19
El contador Victor Manzanares, detenido en Río Gallegos por presuntas maniobras con fondos embargados a la familia Kirchner, será trasladado mañana en un vuelo regular de Aerolíneas Argentinas a Buenos Aires para que sea notificado en los tribunales federales de Retiro sobre los delitos que se le imputan.
Manzanares será notificado en el juzgado federal de Claudio Bonadio, quien había ordenado su detención en la causa Los Sauces sobre presunto lavado de dinero, y luego será alojado en el penal de Ezeiza a la espera de que la Cámara Federal porteña resuelva si le concede la excarcelación, como reclamó su defensor, Carlos Beraldi, informaron fuentes judiciales a Télam.
Explicaron que que la apelación de la defensa de Manzanares debe ser enviada por Bonadio a la Sala I del la tribunal de alzada, que esta semana de feria judicial está formada por los camaristas Jorge Ballestero y Martin Irurzun, quienes entienden en asuntos urgentes.
La semana próxima la llamada “sala de feria judicial” del tribunal de apelaciones estará formada por Ballestero y Eduardo Freiler, apuntaron.
Una vez que concluya la feria judicial, en la primera semana de agosto, la Sala I volverá a su composición habitual, que integran Ballestero, Freiler y Leopoldo Bruglia.
La apelación presentada por Beraldi será resuelta luego de que el tribunal celebre una audiencia para escuchar los alegatos de la defensa y los de la Fiscalía.
La convocatoria a esta audiencia tiene un plazo de notificación de cinco días hábiles, razón por la que se conjetura que el recurso será resuelto luego de al feria judicial, cuando estén en sus puestos Ballestero, Freiler y Bruglia.
Manzanares fue detenido por orden del juez Bonadío en la causa que investiga lavado de dinero, asociación ilícita y otros presuntos delitos con alquileres de propiedades de la firma Los Sauces, que pertenece a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, e involucran a empresas adjudicatarias de obras públicas.
Bonadio acusó al contador de haber intentado eludir un embargo judicial sobre el dinero que ingresa en ese concepto mediante el envío a los inquilinos de una nota para que depositen los alquileres en la cuenta de una inmobiliaria perteneciente a Carlos Sancho, citado a declaración indagatoria para agosto próximo.
La ex presidenta, sus hijos y el contador ya están procesados en la causa.
Esa medida se había dictado sin prisión preventiva, pero Bonadío le revocó este beneficio a Manzanares y ordenó detenerlo por supuesta “obstrucción de la investigación”.