TIMERMAN NEGÓ LOS CARGOS Y DIJO QUE NISMAN HABÍA APOYADO EL MEMORÁNDUM CON IRÁN

El ex canciller Héctor Timerman aseguró hoy que la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA fue impulsada por Interpol, con el acuerdo del entonces fiscal del caso, el fallecido Alberto Nisman, y del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, durante su presentación ante el juez federal Claudio Bonadio, trámite que debió interrumpirse cuando el ex funcionario se sintió descompensado debido a su delicado estado de salud.
Por la tarde, sus abogados informaron a Télam que el ex canciller había sido internado en el sanatorio Otamendi y Miroli, del Barrio Norte, en la ciudad de Buenos Aires, a raíz de la descompensación.
En su declaración, Timerman rechazó haber cometido delitos como el de traición a la patria, uno por los cuales se lo investiga en la causa sobre el presunto encubrimiento a los iraníes acusados de la voladura de la AMIA, un atentado que dejó más de 80 muertos hace ya 23 años.
Al abrir la ronda de declaraciones indagatorias convocada por el juez federal Bonadio en la causa que investiga la denuncia hecha por Nisman antes de morir, Timerman presentó un escrito de 160 páginas y habló brevemente ante el magistrado, pero se sintió fatigado y el trámite debió interrumpirse, ya que el ex canciller kirchnerista está gravemente enfermo.
Timerman no respondió preguntas, pero en pocas palabras, ante los presentes en la audiencia en el cuarto piso de los tribunales de Retiro, Timerman habló sólo para negar haber cometido traición a la patria y dijo que el Memorándum con Irán se firmó para avanzar en la investigación que estaba paralizada, detallaron fuentes judiciales.
Timerman arribó a los tribunales de Comodoro Py pasadas las 9.30 y debió retirarse al mediodía, acompañado por los abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, que también defiende a la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa, quien está citada para comparecer el 26 de octubre próximo, es decir, el jueves posterior a las elecciones legislativas por las que compite por un lugar en el Senado Nacional.
Además de Timerman y sus abogados, en la audiencia estuvieron presentes el juez Bonadio y el fiscal del caso, Eduardo Taiano.
En el escrito de 160 páginas, el ex funcionario señaló que la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, que fue firmado en 2013 -aunque nunca entró en vigencia- fue impulsado desde Interpol como una forma de lograr las declaraciones de ciudadanos iraníes con pedido de captura internacional.
Además, admitió que hubo negociaciones “secretas” para garantizar el éxito de las tratativas, pero que el acuerdo fue público; y que todo se hizo con “el acuerdo” de Nisman -por entonces titular de la UFI AMIA – y del juez del caso, Canicoba Corral.
Timerman fue llamado a indagatoria en la causa originada en la denuncia del entonces fiscal de la UFI AMIA Alberto Nisman, cuya hipótesis es que la ex presidenta Cristina Kirchner firmó el pacto con Irán para que Interpol diese de baja las circulares rojas pedidas por la justicia nacional para dar con el paradero de algunos ex funcionarios iraníes acusados de perpetrar el atentado a la AMIA.
Mañana será el turno de comparecer de Jorge “Youssuf” Khalil, referente de un sector de la comunidad islámica local y sindicado como el presunto nexo con Irán, y del ex líder de Quebracho, Fernando Esteche; el jueves lo harán el ex candidato a vicepresidente Carlos Zanini y el líder piquetero Luis D’Elía.
Ayer, D’Elía vaticinó, en declaraciones radiales, que va a “quedar preso sin ningún argumento judicial” ese mismo jueves, cuando deba presentarse ante el juez Bonadio, al tiempo que especuló con que “quieren montar un show” con él y agregó: “lamentablemente creo que lo que viene será muy duro. Me parece que el primero soy yo el jueves, quiera Dios que no. Necesitamos ganar el domingo, sí o sí, bajo cualquier circunstancia”.
El mismo día que deberá comparecer ante Bonadio la ex presidenta, también tiene cita Oscar Parrilli, ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, quien ya está procesado por Bonadio en otra causa), y un día después el secretario y líder de La Cámpora, Andrés Larroque.
Esta mañana, Timerman debió retirarse debido a su delicado estado de salud y sus abogados defensores pidieron que se fije una nueva audiencia en la que pueda responder preguntas, según consignaron las fuentes a Télam.
Más tarde, el ex canciller se descompensó nuevamente y debió ser trasladado al sanatorio Otamendi, de la Ciudad de Buenos Aires, en donde permanece internado, según informaron a Télam sus abogados.