TEMER Y CARTES IMPULSARON EL “AJUSTE FISCAL” ATRAER INVERSIONES Y “GENERAR EMPLEOS”

16

Los presidentes de Brasil, Michel Temer, y de Paraguay, Horacio Cartes, resaltaron hoy la ejecución de “políticas de ajuste fiscal” como medio para “modernizar la economía”, atraer inversiones y “generar empleos”, y se mostraron partidarios de que el Mercosur pueda finalizar “próximamente” la negociación de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE).
También ratificaron su adhesión a la suspensión de Venezuela como miembro pleno del Mercosur “hasta que se verifique” que se restableció el orden democrático en ese país, durante la conversación privada que mantuvieron en el Palacio del Planalto, la sede del gobierno brasileño, como parte de la visita de estado que Cartes realizó hoy a Brasilia.
Los gobernantes “resaltaron la implementación de reformas estructurales y políticas de ajuste fiscal que ayuden a promover el crecimiento inclusivo, generar empleos, modernizar la economía de los dos países y que permitan la atracción de inversiones extranjeras”, se informó en un comunicado conjunto.
La situación en Venezuela fue uno de los focos de la conversación y ambos presidentes respaldaron la decisión adoptada el 5 de este mes por los cancilleres del Mercosur.
Aquel día, Venezuela fue suspendida como miembro pleno del bloque por violar la cláusula democrática contenida en el Protocolo de Ushuaia al haber llevado adelante el proceso de elección e instalación de la Asamblea Constituyente en condiciones que tanto la oposición como buena parte de la comunidad internacional consideran ilegales.
“Los presidentes reafirmaron su pleno acuerdo con la decisión de suspensión de Venezuela adoptada en el marco del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el Mercosur hasta que se verifique el pleno restablecimiento del orden democrático”, indica el comunicado divulgado por el Palacio de Itamaraty.
Asimismo, Temer y Cartes respaldaron la declaración de cancilleres del Grupo de Lima, en la que 12 países de la región reunidos la semana pasada en la capital de Perú consideraron la “ruptura del orden democrático en Venezuela” con la elección y puesta en funciones de la Asamblea Constituyente.
Brasil ejerce la presidencia rotativa semestral y deberá pasarle en diciembre el mandato a Paraguay.
Por otra parte, Temer y Cartes “subrayaron la importancia de una estrecha coordinación con vista a finalizar próximamente las negociaciones Mercosur-UE”, agrega la nota, en relación con las negociaciones que los fundadores del bloque sudamericano (la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) realizan con la coalición europea con el objeto de establecer un área común de libre comercio.
En materia binacional, los mandatarios destacaron el trabajo conjunto de represión al narcotráfico, con la destrucción de plantaciones de marihuana, entre otras medidas, en la frontera común de 1.365 kilómetros.
La acción bilateral en esa materia “es cada vez más densa y más exitosa”, afirmó Temer en el discurso que pronunció en el almuerzo que ofreció a su colega en el Palacio de Itamaraty, al término de la reunión que mantuvieron a solas.
Temer resaltó el acuerdo firmado el mes pasado por la Policía Federal brasileña y la Secretaría Nacional Antidrogas paraguaya para intensificar los esfuerzos conjuntos -incluidos entrenamiento y acciones en común- contra el narcotráfico, el tráfico de armas, el lavado de dinero y el contrabando.
“Hay una firme determinación para unir los esfuerzos para darle más seguridad a nuestros ciudadanos a través de nuestros órganos de seguridad y para combatir el crimen organizado donde sea que surja”, subrayó Cartes.
Temer y Cartes también abogaron por la construcción de un puente internacional sobre el río Paraguay entre las ciudades Porto Murtinho y Carmelo Miranda, que es parte del llamado corredor biocéanico ya que permitirá la conexión entre los puertos brasileños del Atlántico con los del Pacífico chileno, dice el comunicado.
Con esta visita, Cartes retribuyó la que Temer le hizo en octubre del año pasado, poco después de haber quedado confirmado en la Presidencia tras la destitución en juicio político de su antecesora, Dilma Rousseff.
“Brasil y Paraguay están unidos por sólidos vínculos humanos y por importantes intereses en común”, y además comparten la central hidroeléctrica Itaipú, “uno de los mayores proyectos de integración energética del mundo”, destacó días atrás el vocero presidencial brasileño, Alexandre Parola.
En tanto, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, había anticipado que la agenda de la visita haría hincapié en “dar un mayor énfasis a la cadena de valores que Paraguay está llevando adelante con empresas brasileñas”.
El intercambio comercial entre Brasil y Paraguay totalizó 3.400 millones de dólares en 2016 y en los primeros siete meses de este año alcanzó a 2.100 millones, un 19 por ciento más que en igual lapso del año pasado, según consignó la agencia noticiosa EFE.