TANDIL, SAN RAFAEL Y SALTA, ALGUNOS DE LOS NUEVOS DESTINOS PARA EL TURISMO ESTUDIANTIL

46

El turismo estudiantil tal como lo conocíamos sigue vigente, como los tradicionales viajes de egresados a Bariloche, sin embargo muchos establecimientos educativos aprovechan el receso invernal para que los alumnos realicen trabajos sociales o se relacionen con las comunidades locales, en una oferta de destinos que se ha diversificado por varias localidades del país.
“Hace 10 ó 20 años Bariloche competía contra algún destino más exclusivo si se quiere, pero hoy han empezado a aparecer destinos con opciones para turismo estudiantil que antes no existían, entonces ya se compite con ciudades como Tandil, San Rafael de Mendoza o Salta, entre otros”, dijo a Télam el subsecretario de Calidad Turística del Ministerio de Turismo de la Nación, Gonzalo Casanova Ferro.
Junto a esa diversificación de destinos para el segmento, lo que también se ha modificado es el sentido en que se utiliza el viaje de egresados donde, en muchos casos, los alumnos realizan un turismo solidario.
“Por ejemplo en Tandil hemos encontrado gran cantidad de colegios que lo han tomado como una opción”, ejemplificó el funcionario nacional.
“Varios colegios,como una cuestión de involucramiento, no quieren el viaje tradicional sino otra cosa; un viaje que tenga mas que ver con el encuentro entre los chicos, con el encuentro de ellos con una comunidad, un turismo solidario aún en el espacio del turismo de egresados y que los alumnos lo realizan con entusiasmo. Es llamativo y alentador”, agregó.
Otra de las tendencias que se está verificando es la elección del avión como medio de transporte hacia el destino elegido frente al tradicional viaje en micro, motivo de una mayor conectividad y competitividad.
En el caso específico de Bariloche, que tracciona la mayor cantidad de turistas en este segmento, aparece el caso de la compañía de aeronavegación Andes, una de las empresas que vuela turismo estudiantil, “con un precio diferencial pero con un tipo de comercialización más cercana a la de vuelos low cost”, ejemplificó.
“Hoy estamos viviendo, más allá del segmento, lo que los ministros Gustavo Santos (Turismo) y Guillermo Dietrich (Transporte) llaman ‘revolución de los aviones’, por lo que estamos viendo que esto va a ser cada vez más frecuente y donde las empresas de micros van a tener que hacer un gran esfuerzo por aggionarse en todo sentido para poder competir con el avión”, precisó.
Pero de vuelta en lo que hace al turismo estudiantil, y en particular Bariloche, adonde en lo que va del mes de marzo al mes de noviembre viajan entre 130.000 y 185.000 estudiantes, con los meses mas fuertes de julio y agosto, las exigencias para las agencias de viaje se han incrementado.
“En Bariloche hay arriba de 60 a 70 agencias registradas. Hace algún tiempo, y el año pasado se renovó, hay un sistema de fideicomiso específico para el turismo estudiantil, esto quiere decir que todos los alumnos que viajan lo hacen a partir del pago de lo que denominamos cuota cero, que es la que garantiza el viaje”, explicó.
Se instauró ante la eventualidad que una empresa no pueda hacer frente a sus obligaciones por lo que sea, por una cuestión de mala administración o por una cuestión fraudulenta, entonces el fideicomiso garantiza el transporte, las excursiones diurnas, el alojamiento y la alimentación como para que el viaje se haga sin problemas.
Este es administrado por Nación Fideicomisos, y hay un sistema informático que le permite a los padres ir chequeando sus aportes y a las empresas ir chequeando los aportes de cada colegio, mientras que el Ministerio de Turismo de la Nación chequea la totalidad.
A las agencias de viajes que se dedican al turismo estudiantil se les exigen determinados requisitos para poder operar: deben obviamente estar habilitadas como agencias, acreditar cinco años en el mercado, y deben tener una sucursal u otra agencia que funcione como comercializadora que cumpla los mismos requisitos que la empresa principal.
Otra de los requisitos se refiere a la exigencia de un coordinador cada 35 pasajeros que debe ser mayor de edad, presentar un certificado de reincidencia, y haber realizado cursos que tengan que ver con primeros auxilios y manejo de grupos.
“Es un rol clave. No puede ser un sargento de caballería porque es un viaje de egresados, pero tampoco el amigo de los chicos porque es la primera línea de control que tienen los estudiantes.
Además, las empresas por costumbre tienen lo que se llama una figura de ‘liberado’, que a veces es un chico que por distintas circunstancias no ha podido cumplir con las cuotas, pero que generalmente es un padre”, explicó Casanova Ferro.
Agregó que también se pide que “todos los chicos presenten una ficha médica completa antes del viaje, porque de otro modo no pueden viajar. Son todos reaseguros para que los padres estén tranquilos de que están dadas todas las condiciones de seguridad”.
“Desde el momento de la comercialización, las empresas tienen que presentar los destinos autorizados donde van a viajar, mostrarnos los N 8 que es un formulario donde el hotelero y el señor de las excursiones ya dijo que hay un contrato y compromiso. Por lo tanto, cuando están haciendo la presentación comercial ya hay una primera tanda de papeles que se ha entregado”, aclaró.
Respecto de si el viaje es a un destino del exterior, el Ministerio de Turismo exige a las agencias un seguro total con todas las contrataciones canceladas, una medida diferencial a lo que sucede cuando el destino elegido se encuentra dentro de las fronteras del país.
En cuanto a la temporada, Casanova Ferro estimó que hay un aumento del 10 al 12% respecto del mismo período del año pasado, aunque los números completos se sabrán cuando finalice el receso invernal. “No vemos en el corto plazo una meseta, sino un crecimiento constante, pero por supuesto que depende del destino, de las opciones y de la variedad”, afirmó.