STURZENEGGER RATIFICÓ LA DUREZA DE LA POLÍTICA MONETARIA PARA SEGUIR BAJANDO LA INFLACIÓN

23

El presidente del Banco Central (BCRA), ratificó hoy que la autoridad monetaria persistirá con su política de contracción en caso de que el nivel de precios no se adecue a la meta de inflación, en alusión a los objetivos fijados para el año próximo.
“Si la dinámica de precios no converge a ese valor (10% para 2018), el BCRA deberá persistir en el sesgo contractivo que viene llevado, con el que logró conducir la inflación interanual al orden de 21% y la de los últimos tres meses a valores cercanos a 18%”, afirmó Sturzenegger ante un numeroso auditorio en la Asociación Empresaria Argentina (AEA).
El funcionario reiteró la defensa del camino económico emprendido en diciembre de 2015 al señalar que “se retomó la senda del crecimiento, con expectativa de seguir creciendo”, y apuntar que la inflación es “la más baja de los últimos 7 años, con perspectivas hacia adelante de que continuará descendiendo”.
Sturzenegger intervino esta mañana en el Tercer Encuentro organizado por AEA, que esta edición tiene la consigna “Financiando la inversión para el desarrollo” y se realiza en Palacio Duhau de la ciudad de Buenos Aires, donde asistieron los empresarios más importantes del país, banqueros, funcionarios y economistas de primera línea.
El titular del Banco Central dedicó buena parte de su discurso a subrayar cómo viene aumentando la financiación a empresas y particulares, con especial acento en la cartera comercial que “está aumentando a una tasa del 48% anual” frente a una inflación del orden del 21%, lo que implica una fuerte expansión real del crédito a las empresas.
El ministro también se refirió con énfasis a los préstamos hipotecarios que crecen a un ritmo del 50% anual y que le están dando un gran impulso a la actividad de la construcción y al desarrollo inmobiliario, en tanto que las tasas de interés vienen cayendo de manera generalizada.
Sturzenegger explicó esta evolución en los buenos resultados que, a su juicio, ha tenido la política monetaria antiinflacionaria que conduce desde el BCRA, además de agregar como factor positivo a la mayor libertad para operar y a la reducción de los costos operativos del sistema financiero.
En un mensaje dirigido en especial al sector de los bancos, muy representando en el encuentro de hoy organizado por AEA, dijo que las entidades “deberán mejorar sus tasas pasivas para hacer frente a esa demanda creciente de financiamiento”, único camino para hacer sustentable el proceso de mayores depósitos de los ahorristas al ser atraídos por tasas positivas.
“Necesitamos desterrar de nuestro léxico de política económica este concepto del crédito subsidiado cuyo único logro es mantener al sistema financiero en la postración”, dijo Sturzenegger criticando la tendencia del sistema bancario a pagar bajar tasas al público.
En otro orden, el presidente del Banco Central reiteró que los indicadores muestran “la robustez de la reactivación en marcha” de la economía nacional, algo que, según el ente monetario, viene ocurriendo en los últimos cuatro trimestres y que “todo indica que el trimestre que estamos transitando será el quinto en esta secuencia”.
Al respecto, citó los resultados que arrojó el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el BCRA, y que prevé un crecimiento de 2,7%, 3% y 3,2% para el trienio 2017-2019, con inflaciones anuales de 22%, 15,5% y 10,4%, respectivamente.
Sobre la marcha de las metas de inflación para este año, Sturzenegger consideró que “sacando los desvíos respecto de lo esperado en los meses de febrero-abril, la inflación ha transcurrido virtualmente, desde hace ya más de un año, poco más de un punto por encima de los niveles de meta sugeridos para este año”.
Esto significa que, en este momento del año, la tasa de inflación de 2017 se ubica en el 18%, un punto porcentual por encima del techo de la meta, fijado en el 17%.
El funcionario instó luego a los empresarios a seguir de cerca la evolución de las metas de inflación a la hora de fijar sus precios ya que, dijo, ha ocurrido que “la política monetaria no ha convalidado esas subidas de precios” que, una vez ocurridas, después hay que poder sostener en las condiciones del mercado.