El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, expresó que es “bastante optimista” en relación al resultado de la actual fase del aislamiento, con mayores restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) que concluye el próximo viernes, y reafirmó que “la idea es reducir los contagios de todos los modos” posibles.

“Soy bastante optimista con el acatamiento de la cuarentena más estricta: se ha reducido, según todos los indicadores, la movilidad”, destacó en declaraciones a AM750, en las que agregó que uno de los temas más complejos es que, entre las medidas que se toman y los resultados que se obtienen, pasa “un tiempo bastante largo, de diez o quince días”.

“Si hay una correlación directa y una consecuencia que tiene la baja de movilidad, es la baja de contagios. Eso todavía no se observa porque lo que estamos viendo hoy en los tests, son contagios que ocurrieron en los últimos días previos a una cuarentena más fuerte”, explicó el mandatario provincial.

(Fuente: Télam)