Tras siete años de trabajo y siete meses de viaje por el espacio, la sonda estadounidense InSight “amartizó” y poco después envió la imagen.

Cada etapa exitosa de esta milimétrica y arriesgada operación despertó una algarabía en el centro de control del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, del inglés) de la NASA en Pasadena, California.

El “aterrizaje confirmado” en la voz de la controladora llevó al resto de sus colegas en el control a gritar de alegría y abrazarse en celebración. Ocurrió a las 11:52:59 hora de California (19:52:59 GMT), un minuto antes de lo planificado.

“Fue intenso”, resumió el director de la agencia espacial estadounidense Jim Bridenstine. “Es una experiencia única, increíble”.Siete años de trabajo, siete meses de viaje por el espacio y casi siete minutos de angustia: la sonda estadounidense InSight se apresta finalmente a tocar la superficie de Marte mediante una muy arriesgada maniobra de aterrizaje.

(Fuente: NA)