SONDA CHINA LLEVARÁ FLORES QUE SE ABRIRÁN EN LA LUNA

Los científicos chinos preparan la sonda lunar Chang’e-4 para que realice el experimento “minibiósfera lunar”, una actividad sin precedentes en la historia de las misiones espaciales como hacer un descenso suave sobre la cara oculta de la Luna y llevar al satélite natural las primeras flores que se abrirán en su superficie yerma.
Chang’e-4, que será lanzada en los próximos meses, llevará una lata con semillas de papa y arabidopsis, una pequeña planta con flores de la familia de la col y la mostaza, y también, probablemente, algunos huevos de gusano de seda para realizar el primer experimento biológico en la Luna, según despacho de Xinhua.
El experimento “minibiósfera lunar” fue diseñado por 28 universidades chinas, encabezadas por la Universidad de Chongqing.
El recipiente, de forma cilíndrica y fabricado a base de una aleación especial de aluminio, tiene una altura de 18 centímetros, un diámetro de 16, un volumen neto de 0,8 litros y un peso de 3 kilogramos.
En su interior irán, además, agua, una solucion de nutrientes, aire y equipamientos como una pequeña cámara y sistemas de transmisión de datos.
Los investigadores esperan que las semillas crezcan y lleguen a florecer en la Luna, proceso que la cámara registrará y lo transmitirá a la Tierra.
Aunque ya se han cultivado plantas en el espacio, por ejemplo a bordo de la Estación Espacial Internacional, o al interior del laboratorio espacial chino Tiangong-2, donde los astronautas hicieron crecer arroz y arabidopsis, esos experimentos se llevaron a cabo en una órbita terrestre baja, a una altitud de 400 kilómetros, mientras que el ambiente sobre la Luna, está a una distancia de 380.000 kilómetros de la Tierra.
Liu Hanlong, director del experimento y vicerrector de la Universidad de Chongqing, dijo que, debido a que la Luna carece de atmósfera, su temperatura varía entre menos de 100 grados centígrados bajo cero y más de 100 sobre cero.
“Queremos estudiar la respiración de las semillas y la fotosíntesis en la Luna”, agregó Liu.
“¿Por qué papa y arabidopsis? Porque el proceso de crecimiento de la arabidopsis es corto y práctico para observar. Y la patata podría convertirse en una importante fuente de alimento para los viajeros espaciales del futuro”, aclaró el académico.
Además, adelantó que “Nuestro experimento podría ayudar a acumular conocimientos para la construcción de una base lunar y para permitir que los seres humanos puedan vivir por periodos extendidos de tiempo en la Luna”.
Por su parte, Xie Gengxin, diseñador jefe del experimento, explicó que “Tenemos que mantener la temperatura en la ‘minibiósfera’ dentro de un rango de 1 a 30 grados, y controlar de manera apropiada la humedad y la nutrición. Usaremos un tubo para dirigir la luz natural sobre la superficie de la Luna hacia la lata, con el fin de hacer que las plantas crezcan”.