Sólo 11% de las empresas no continuará con home office

Fundación Observatorio PyME (FOP) / KPMG.  Con el auspicio de KPMG y HSBC, la Fundación Observatorio PyME publicó el informe especial “Más allá de la pandemia, el trabajo remoto como nuevo paradigma”, que reúne el análisis de una nueva modalidad de trabajo, no sólo en el contexto inédito que ha marcado la pandemia, sino de cara al futuro.

 

Esta publicación, pertenece al Programa de Investigación Coronavirus: Impacto sobre las PyME, producción y empleo que FOP lleva adelante desde mediados de marzo. Se trata del único estudio nacional multisectorial de medición del impacto sobre las PyME. En 2021 sólo el 11% de las empresas que adoptaron trabajo remoto durante la pandemia planea no continuar con esta modalidad, evidentemente estamos frente a un cambio permanente. Cabe destacar que el 49% de las empresas que adoptaron trabajo remoto durante la pandemia o adoptarán en 2021 no tenían personal desempeñándose bajo esta modalidad antes de la crisis del COVID-19.

 

El 65% de las empresas de menos de 800 ocupados, adoptó trabajo remoto en forma total o parcial, ya sea antes o durante la pandemia, y/o prevé hacerlo en 2021, se trata de 385mil empresas que registran 2.300.000 puestos de trabajo. La implementación está mayormente difundida en Servicios (82%), AMBA (70%) y Medianas Grandes-251 a 800 ocupados-(92%)

 

En cuanto a la previsión del impacto de dicha implementación en costos, se observa la implicancia de mayores costos en infraestructura tecnológica (36%) y en equipamiento y gastos del personal (25%) no obstante, una proporción significativa piensa que se reducirán costos operativos (30%) y que se reducirán costos de alquiler de oficinas y locales (17%)

 

Respecto al impacto en la gestión interna, se cree que favorecerá la contratación de personal de otras regiones (17%) pero elevará el riesgo potencial de conflicto laboral (14%) y/u obstaculizará la contratación de nuevo personal (10%). Mientras que el 56% prevé una necesidad mayor de planificación de actividades y más de la mitad de las empresas que adoptaron o adoptarán trabajo remoto en 2021 estima que el desempeño del personal será evaluado más por objetivos que por horarios (51%) lo que confirma que estamos frente a una modernización de la gestión que implica un cambio en el modelo de administración actual. –