SNAPCHAT, CONTRA EL “LENGUAJE DE ODIO”

La empresa detrás de la aplicación de mensajería Snapchat (Snap) se unió al Código de Conducta de la Unión Europea (UE) para combatir “el lenguaje del odio” en Internet, una iniciativa de la que ya forman parte Facebook, YouTube y Twitter, entre otras, informó hoy el Ejecutivo comunitario.
La flamante integrante será la séptima plataforma que se comprometa a respetar las directrices contra la incitación a la violencia y el odio, siguiendo los pasos de Instagram o Google+, que anunciaron su participación el pasado enero.
La comisaria europea de Justicia y Consumidores, Vera Jourová, valoró el compromiso de Snapchat y opinó que “el creciente” número de participantes (en el Código de Conducta) demuestra que “es una manera eficiente de hacer de Internet un lugar más seguro”.
“Es particularmente importante porque ayudará a proteger a las generaciones más jóvenes, que usan Snapchat”, dijo la comisaria en un comunicado citado hoy por la agencia EFE.
La Comisión Europea y cuatro grandes empresas tecnológicas (Facebook, Microsoft, Twitter y YouTube) presentaron en mayo de 2016 un Código de Conducta para responder a la proliferación del lenguaje racista y xenófobo online.
Estas compañías se comprometieron a contar con “procedimientos claros y eficaces” para analizar las denuncias de “discursos que impulsen o promuevan al odio” en sus soportes.
Desde entonces Bruselas, con la ayuda de organizaciones no gubernamentales, supervisa la manera en que las empresas aplican esas normas.
El último ejercicio tuvo lugar el pasado enero, y demostró que el Código está permitiendo mejorar la respuesta a los anuncios de odio.
Según la CE, el 70% de esos contenidos se elimina y en más del 81% de los casos eso ocurre en las 24 horas desde su detección.
El Ejecutivo comunitario adoptó recientemente una recomendación para reforzar la respuesta de la UE para combatir el contenido ilegal y decidirá en los próximos meses si es necesario adoptar pasos adicionales.