La siembra de girasol ya alcanzó el 50,6% de las 1.800.000 hectáreas proyectadas para la actual campaña en todo el país, con demoras en el centro y oeste de Buenos Aires en comparación con la campaña previa, debido a los excesos hídricos acumulados en ambientes bajos.

De acuerdo con un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, “la oleaginosa transita etapas de botón florar y floración en la región del NEA, con una condición hídrica regular a adecuada”.

“El estado del cultivo varía entre normal y bueno, siendo necesarias nuevas precipitaciones que permitan recomponer humedad en el perfil para transitar en mejores condiciones las etapas críticas de definición de rendimiento”, indicó la entidad.

El informe remarcó que “en el Centro-Norte de Santa Fe el estado de humedad es óptimo con presencia de anegamientos parciales en localidades que acumularon abundantes lluvias durante los últimos días”.

“La presión sanitaria es normal, aunque en localidades como Reconquista y San Justo se relevó presencia de mildiu”, una de las enfermedades más importantes del cultivo de girasol, cuyos síntomas se manifiestan en todas las fases del crecimiento vegetativo, si bien los daños son más graves cuando los ataques se producen durante las fases iniciales del cultivo.

El informe resaltó que “en paralelo, la siembra continúa avanzado sobre el centro y oeste de Buenos Aires con una importante demora interanual debido al escenario climático por el cual atraviesa gran parte de la región”.

“En consecuencia, si el estado hídrico de los lotes no mejora en las próximas semanas, se podría registrar modificaciones sobre la actual proyección de área para la región”, estimó.
Por último, en los núcleos girasoleros del sudoeste y sudeste de Buenos Aires la implantación de girasol habría alcanzado el 19% y 21% respectivamente, luego de una semana con buenas condiciones climáticas que permitieron el avance de las sembradoras.

Finalmente, se remarcó que “los mayores progresos de siembra se relevaron sobre las provincias de Buenos Aires y La Pampa, donde se concentran la mayor cantidad de lotes próximos a ser implantados”.