El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presentaron la campaña de nominatividad para que los usuarios de celulares prepagos registren la línea a su nombre, lo que les permitirá conservar el número en caso de robo.

“Hemos tomado la decisión estratégica de que en la Argentina, y lo estamos haciendo también con los países vecinos, los teléfonos van a estar a nombre de las personas. Esto quiere decir que cada teléfono, cada chip, va a estar relacionado a una persona”, manifestó Bullrich.

“Eso significa que a partir de que todos los teléfonos estén nominativizados vamos a poder tener la trazabilidad de cada uno de los teléfonos. Toda persona que no nominativice su teléfono hasta el 18 de octubre va a tener su teléfono, de manera parcial, bloqueado”, añadió ante la prensa.

(Fuente: NA)