El economista Miguel Kiguel sostuvo que la situación de Buenos Aires está ligada a la coyuntura económica nacional, y consideró que si los acreedores aceptan la prórroga del pago de un bono propuesta hasta mayo, la provincia “no entrará en default”.


“Si los acreedores aceptan prorrogar hasta mayo los vencimientos de la deuda, técnicamente no va a ser un default”, sostuvo esta mañana el economista en declaraciones a Radio Mitre.


La deuda provincial, cuyo primer vencimiento de fines de enero es de US$ 250 millones yse busca prorrogar hasta mayo, “no es el más complejo”, opinó Kiguel.

(Fuente: Télam)