SEÚL, TOKIO Y WASHINGTON INICIARON UN EJERCICIO CONJUNTO DE DETECCIÓN DE MISILES NORCOREANOS

Tropas de Corea del Sur, Japón y Estados Unidos iniciaron hoy un ejercicio militar conjunto pensado para ensayar la detección y seguimiento de proyectiles balísticos que fueran hipotéticamente lanzados por Corea del Norte contra estos países, en una jornada en la que Seúl y Tokio ratificaron la colaboración bilateral para enfrentar a Pyongyang.

El ejercicio a tres bandas se desarrolla durante dos días en aguas de las costas surcoreana y japonesa, e implica la movilización de cuatro destructores equipados con el sistema anti-misiles Aegis, según un comunicado publicado por el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS).

“Este último ejercicio está diseñado para aumentar la preparación de cara a la creciente amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte con base en el acuerdo alcanzado durante la 48° Reunión Consultiva de Seguridad entre la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y Estados Unidos en octubre de 2016”, añade el texto citado por la agencia de noticias EFE.

Durante estas maniobras no se dispararán proyectiles, ya que la meta de los buques desplegados es detectar y bloquear misiles cuyo lanzamiento se simula de manera virtual, y ensayar los protocolos para compartir información al respecto, precisó el JCS.

Se trata del quinto ejercicio conjunto de detección y seguimiento de misiles desde que los tres países realizaran su primer ensayo de este tipo en junio del año pasado, todas prácticas que transcurren en un clima de creciente tensión producto de los reiterados ensayos militares por parte del gobierno comunista que lidera Kim Jong-un.

El punto más alto de la escalada bélica fue el 4 de septiembre cuando Pyongyang realizó la prueba de una nueva bomba nuclear, y 10 días después, lanzó un misil balístico intercontinental que cayó sobre el mar de Japón.

Estados Unidos respondió de manera encendida a esas pruebas, en incluso el presidente estadounidense Donald Trump amenazó ante la ONU con “destruir totalmente” Corea del Norte.
A la par de las maniobras militares, Seúl y Tokio profundizaron hoy los contactos diplomáticos después de la contundente victoria del primer ministro japonés Shinzo Abe en las elecciones parlamentarias del domingo, en las que consiguió una holgada mayoría con una plataforma centrada en el relanzamiento de la economía y el endurecimiento de la posición con Corea del Norte.

Abe se comunicó hoy telefónicamente con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, con el objetivo de acordar la continuidad de la cooperación para hacer frente a los desafíos armamentísticos de Pyongyang.

Un portavoz del gobierno nipón aseguró a la agencia Kyodo que ambos mandatarios reafirmaron su voluntad de mantener la colaboración bilateral frente al problema norcoreano, así como la trilateral junto a Estados Unidos.

El presidente surcoreano también felicitó a Abe por su reelección y señaló que el fuerte respaldo popular que obtuvo “supone un gran impulso para llevar a cabo sus políticas”, según dijo un vocero de la oficina presidencial de Seúl a la agencia local Yonhap.