Cuadrillas del Ejército, Gendarmería y Prefectura continuaban hoy realizando tareas de asistencia a las poblaciones de las provincias afectadas por las tormentas e inundaciones, como parte del operativo de emergencia que coordina el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos (SINAGIR).

En tanto, el secretario de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, Emilio Renda, a cargo de la secretaría ejecutiva del SINAGIR, se reunió hoy en Chaco con el gobernador Domingo Peppo y con miembros del gabinete provincial.

“Estuve reunido con el gobernador, con el vicegobernador y el resto del gabinete y se hizo un análisis general de la situación sobre los últimos inconvenientes en las partes más afectadas en el centro-sur de la provincia”, indicó Renda.

En el marco de ese relevamiento se analizaron “cuáles eran las principales afectaciones, las necesidades y requerimientos para transmitírselas a las autoridades del Gobierno nacional”, señaló el funcionario.

El próximo viernes viajará a Resistencia el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa, para evaluar junto a las autoridades locales proyectos de mantenimiento y readecuación de los sistemas hídricos de la provincia.

La reunión servirá para analizar prioridades y necesidades de financiamiento para avanzar, en el marco de un trabajo conjunto, con las obras previstas en la zona del Gran Resistencia y en el interior de la provincia, indicó el gobernador Peppo.

Ayer el mandatario chaqueño fue recibido por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, a fin de coordinar el plan de ayuda para asistir a los pobladores afectados por las inundaciones.

Por su parte, el subsecretario de Operaciones de Protección Civil, Daniel Russo, permanece en Corrientes planificando con las autoridades locales nuevas acciones para las zonas afectadas.

La Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación articula con las provincias los mecanismos de ayuda a las personas damnificadas a través de distintos organismos del estadio nacional.

El SINAGIR es el órgano de coordinación de los recursos de las distintas dependencias nacionales que apunta a brindar una respuesta integral y más efectiva ante situaciones de emergencia.

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación despachó suministros a las provincias de Santa Fe, Chaco, Tucumán y Corrientes para que sean distribuidos a las familias que sufren las consecuencias de la crecida de ríos y arroyos que se registran en zonas del norte y el litoral del país.

Los envíos principales son agua potable, alimentos, colchones, frazadas, pañales descartables, alcohol, elementos de limpieza, repelentes, rollos de polietileno, materiales de construcción, entre otros insumos de primera necesidad.

El Ejército y las fuerzas de seguridad colaboran en tareas de seguridad, asistencia y traslado de los vecinos que debieron abandonar sus viviendas y en la distribución de los suministros de primera necesidad a los centros de evacuados.

Para ello cuentan con vehículos de gran porte con capacidad de operar en zonas anegadas y maquinarias aéreas junto a personal de Defensa Civil de las provincias y municipios.

En los barrios de los alrededores de la capital de Corrientes el agua comenzó a descender y se están llevando a cabo tareas de limpieza en calles y zanjones, mientras que en el interior de la provincia hay zonas rurales aisladas que son asistidas por lanchas, un helicóptero de la Policía Federal y personal de Prefectura.

Más de 5.400 personas continuaban evacuadas en las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa, Entre Ríos, Santa Fe, Santiago del Estero y Salta, de acuerdo al último reporte del SINAGIR.