El aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto en Argentina por el presidente Alberto Fernández cumple esta medianoche su primera semana de vigencia, en la que cada área del gobierno configuró una batería de medidas sanitarias, económicas y políticas para organizar la vida ciudadana, atravesada por la presencia de la pandemia de coronavirus y el consecuente cambio de costumbres.


Desde el viernes pasado, a partir del DNU que estableció el aislamiento hasta el 31 de marzo inclusive, se dispuso la permanencia en sus casas, con pocas excepciones como las de los trabajadores de la salud, de las fuerzas de seguridad, los transportistas de bienes esenciales y los proveedores de alimentos.

(Fuente: Télam)