SANTOS: “LA REVOLUCIÓN DE LOS AVIONES VA A MARCAR UN ANTES Y UN DESPUÉS DE LA ARGENTINA”

20

El crecimiento que se registra en el mercado aerocomecial, con la incorporación de nuevas rutas por parte de compañías que vuelan o van a volar desde y hacia el país, fue calificado por el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, como una “revolución de los aviones”, un hecho, que según dijo en una entrevista con Télam, “va a marcar un antes y un después”.
“Esto recién se está empezando a vislumbrar. Con el ministro (de Transporte) Guillermo Dietrich trabajamos codo a codo en lo que hemos denominado la revolución de los aviones que va a producir una transformación del país. Va a marcar un antes y un después de la Argentina, no solo del turismo, sino también de las comunicaciones, del comercio, de la posibilidad de desarrollo de nuestro país”, enfatizó.
En ese sentido, el funcionario nacional destacó que la oferta de asientos está creciendo “dos dígitos”, y aseguró que el crecimiento de los vuelos internacionales que tenía una proporción mayor de argentinos volando que extranjeros llegando al país, “se está equilibrando y estamos ya muy próximos al 50/50 con lo cual el crecimiento del turismo se va a ver en las cifras”.
“Venimos desde agosto del año pasado creciendo en los arribos de turismo internacional por la vía aérea en forma constante después de 19 meses de caída, incluyendo 6 nuestros”, agregó.
Este incremento en la apertura de rutas aéreas, con el consiguiente aumento en el trafico de pasajeros, abre un interrogante respecto de la preparación de los aeropuertos para asimilar la nueva realidad.
Como respuesta, Santos indicó que el Ministerio de Transporte “está llevando adelante una de las políticas de infraestructura más importantes que haya tenido el país en toda su historia”.
“Tenemos un gran ministro como Dietrich coordinando todos los aspectos estructurales y vamos avanzando en paralelo, porque si traemos más empresas necesitan más aeropuertos o ampliar aeropuertos existentes, y al mismo tiempo necesitamos organizar todo ese ordenamiento aerocomercial”, puntualizó.
Ese trabajo implica que, hasta ahora, haya 19 aeropuertos en un plan de obras, algunas finalizadas, como es el caso de Mendoza, y otras en ejecución, “lo que implica -dijo- que hasta el 2018 vamos a tener 19 aeropuertos en condiciones”.
“Después habrá adecuaciones en el movimiento. Hay muchas empresas nuevas que van a venir que van a hacer base en el interior y creo que lo que se va a producir es un gran desarrollo aerocomercial que va a derramar en la país entero y que va a hacer que zonas que no estaban comunicadas se comuniquen.”, agregó.
Fuera de ser un inconveniente, Santos lo ve como una gran oportunidad que significará que si en el término de 5 o 6 años “o incluso antes” haya que hacer nuevas obras, “será una satisfacción porque quiere decir que no nos hemos equivocado, que estamos consiguiendo los objetivos”.
“Creo que de los 10 millones de argentinos que vuelan hoy, en dos o tres años van a estar volando 20 millones, y entre 5 y 8 años serán 30 millones de argentinos, todo posible con este nuevo plan de la revolución de los aviones”, remarcó.
En relación al transporte terrestre y su adecuación a las nuevas realidades del mercado aerocomercial, señaló que “van a ser parte de este proceso de crecimiento. Yo creo en la multimodalidad del transporte donde va a haber juego para todos. Lo que tenemos que hacer es extender la base de consumidores. Tenemos que ser más los argentinos que viajamos”.
En otro orden, el ministro de Turismo de la Nación ponderó el acompañamiento del sector privado, las provincias, e incluso los gremios vinculados al turismo, que en marzo pasado firmaron un plan de metas frente al presidente, Mauricio Macri.
“Significó que frente al presidente de la república definiéramos al turismo como una política de estado, donde nos planteáramos metas compartidas todos y hoy estamos cumpliendo todos esas metas, y me parece que ese es el país que teneos que construir”, subrayó.
Aclaró que no significaba que no hubiera diferencias porque, dijo, “soy alguien que valora las diferencias porque creo que las diferencias enriquecen. Lo que es bueno es poder entender que podemos pensar diferente pero podemos pensar juntos, y sobre todo podemos tener objetivos estratégicos comunes y esto es lo que hemos conseguido en el turismo”.
Tras clasificar a la actividad turística como “absolutamente trasversal” que tiene que ver “con trasporte, con ambiente, con cultura, con educación, con obras públicas, con economía, con comunicaciones, con modernización”, Santos señaló que esa lógica hace que sea “una necesidad hablar entre pares”.
“El presidente Macri tiene mucha visión en ese sentido. El día antes de nuestro juramento nos planteó este concepto de equipo, que todos pongamos lo mejor de nosotros para sacar este país adelante”, recordó.