El gigante surcoreano Samsung Electronics logró en el segundo trimestre un beneficio neto de 5,55 billones de wones (3.962 millones de euros/4.666 millones de dólares), lo que supone un 7,33 % interanual más gracias al impulso de su división de semiconductores.

Su beneficio bruto de operación (ebitda) alcanzó los 7,7 billones de wones (5.497 millones de euros/6.473 millones de dólares), un 8,21 % más que en el mismo trimestre de 2019, y su ganancia operativa fue de 8,15 billones de wones (5.818 millones de euros/6.850 millones de dólares), un 23,48 % más, detalló hoy la compañía en un comunicado.

Sin embargo, su facturación cayó un 5,62 % con respecto a hace un año hasta quedar en 52,97 billones de wones (37.816 millones de euros/44.526 millones de dólares).

(Fuente: EFE)