RUSIA CRITICÓ EL BOMBARDEO DE EEUU A SIRIA PORQUE DAÑÓ LA POSIBILIDAD DE UN ACUERDO PACÍFICO

Rusia criticó nuevamente el bombardeo de EEUU y sus aliados contra Siria del 14 de abril último por haber sido cometido tras los avances de Damasco contra el Estado islámico (EI) y “otros grupos terroristas” y cuando se abrían posibilidades de diálogo que fueron “socavadas” por el ataque.
“Estamos muy preocupados porque cuando se produjo un gran avance en la lucha contra el EI y en la lucha contra los terroristas restantes, se liberó Ghouta Oriental y se crearon oportunidades para una comisión constitucional conforme a las decisiones del Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi, fue cuando se realizó esta provocación bajo el pretexto del uso de armas químicas “, dijo el canciller Serguei Lavrov.
“No se molestaron en esperar que los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegaran al supuesto sitio de ataque, y llevaran a cabo ataques aéreos, aunque había mucha evidencia que apuntaba en sentido contrario a la hipótesis británica”, enfatizó el canciller tras reunirse con su homólogo chiino Wang Yi, en Beijing.
Ambos ministros condenaron el bombardeo conjunto perpetrado por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra Siria en represalia por un supuesto ataque químico del que varias potencias occidentales culpan a Damasco.
Mientras, Wang reiteró la postura de China para resolver por la vía del diálogo y las consultas la crisis siria, mediante los canales establecidos por la ONU y con apego a las normas internacionales.
Asimismo, indicó la oposición al uso de la fuerza e intervenciones militares y menos sin el consentimiento del ente multilateral.
“Creo que debería quedar claro para todos los observadores imparciales que esto (el bombardeo) tenía como objetivo interrumpir la investigación de la OPAQ y socavar la dirección positiva que estaba ganando terreno gracias a las actividades de los países garantes del proceso de Astana”, señaló por su parte el máximo diplomático ruso, citado por las agencias de noticias TASS y EFE. .
Lavrov dijo estar confiado en que “la verdad encontrará su camino”.
“Incluso la mayoría de los países mostraron su apoyo y comprensión por esta acción totalmente ilegal entienden que es una forma absolutamente inaceptable de resolver graves crisis internacionales”, señaló.
Moscú se esforzará por que los inspectores de la OPAQ visiten un hospital en Ghouta Oriental y laboratorios sirios que solían estar bajo el control de los terroristas, dijo.
“Los expertos de OPAQ no han visitado este lugar todavía, al igual que no visitaron el hospital y los laboratorios que habían sido liberados por el ejército sirio con nuestro apoyo y en los que militantes se habían estado preparando para ataques químicos antes de su retirada de Ghouta Oriental “, señaló el ministro.
“Una tarea inmediata es asegurarse de que los inspectores completen su trabajo y lo hagan sin presión, ya que hubo intentos de aumentar la presión sobre ellos”.
“Nos esforzaremos para que los inspectores visiten lugares relacionados con las noticias del supuesto ataque químico”.
El 14 de abril, los Estados Unidos, en coordinación con el Reino Unido y Francia, lanzaron ataques con misiles contra las instalaciones de infraestructura militar y civil de Siria.
Según el Ministerio de Defensa ruso, las defensas aéreas sirias lograron derribar 71 de 103 misiles lanzados por Estados Unidos y sus aliados.
Washington, Londres y París afirmaron que los ataques eran una respuesta a un ataque con armas químicas, que presuntamente ocurrió en la ciudad siria de Douma el 7 de abril.