REEMBOLSOS: CAYÓ LA SESIÓN EN EL SENADO Y SE REVELÓ UNA CRISIS EN EL BLOQUE DEL FPV

16
La sesión que se llevó a cabo hoy en el Senado se quedó sin quórum luego de que un grupo de senadores del Frente para la Victoria (FpV) decidió levantarse de su banca para no votar la vuelta a comisión de un proyecto que rechazaba un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para eliminar los reembolsos a los puertos patagónicos.
La situación generó una fuerte crisis en el seno del bloque de legisladores de la oposición que, luego de levantada la sesión, mantuvo una reunión en las oficinas del bloque, sin su presidente, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto.
La sesión se levantó cuando el oficialismo propuso devolver a la Comisión Bicameral que estudia los DNU un decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, a fines del año pasado, para eliminar los reembolsos a los puertos patagónicos que había autorizado la ex presidenta Cristina Kirchner, veinte días antes de dejar el gobierno.
El decreto de Macri había sido cuestionado duramente por la oposición, por lo que el gobierno había iniciado en las últimas semanas una serie de consultas con los gobernadores de esa zona del país para resolver la situación.
Al ver que el decreto iba a ser rechazado, el macrista Federico Pinedo propuso una moción de orden para que se acepte devolver la iniciativa a la Bicameral de DNU.
Al poner a votación la moción ante un recinto semi vacío, un grupo de senadores kirchneristas, al ver que perdía, decidió levantarse de sus bancas sin darse cuenta, tal vez, de que dejaba sin quórum la sesión.
El radical Juan Carlos Marino, vicepresidente Primero de la Cámara, anunció que ya no había quórum y rápidamente levantó la sesión.
Entre los que se levantaron de sus bancas complicando el número de presentes estuvieron los ultrakirchneristas Marcelo Fuentes, María Esther Labado, Virginia García, Marilín Sacnum e Hilda Aguirre.
También Teresita Luna, José Alperovich, Beatriz Mirkin, mientras que no estaban en el recinto Pichetto, Juan Manuel Abal Medina y José Mayans.
Al levantarse la sesión varios asuntos quedaron sin tratarse, entre los cuales figuraba un proyecto de ley de la camporista Sacnum para eliminar dos de los incisos del decreto 432 de 1997 en el que se basó el Poder Ejecutivo para recortar las pensiones graciables a personas con discapacidad.
Los senadores del FpV comenzaron a quejarse, ya sin quórum, y amagaron con volver a juntar 37 legisladores en ese instante (lo que reglamentariamente no puede hacerse una vez levantada la sesión) y decidieron armar una sesión en las oficinas del bloque.
El encuentro no duró más de una hora y, sin la presencia de Pichetto, emitieron un comunicado en el que acusan a Marino de haber levantado la sesión “de manera irregular” por “no esperar el plazo mínimo de quince minutos”.
Sin embargo, uno de los senadores que estuvo en el encuentro peronista dijo que Marino “la puso en el ángulo” y que la oposición insistirá con rechazar el DNU en la próxima sesión.
Además, ratificó la jefatura de Pichetto pese a los rumores de que un grupo ultrakirchnerista quería desplazarlo del lugar que ocupa desde 2003.
“Si los defraudara, tendrían derecho a reclamar. Pero las discordancias individuales hay que sacarlas en el bloque, no en el recinto”, declaró luego el rionegrino ante la prensa acreditada en el Senado.
Pichetto dijo entender que “hay actores del Senado que están en un proceso electoral y eso hace difícil conseguir los consensos”.
“Hay un proceso de definición de liderazgo en el bloque”, no obstante, sentenció.
Además, fuentes del bloque indicaron que la reacción veloz del oficialismo se produjo como consecuencia a que, unos minutos antes, un grupo de senadores del peronismo bloquearon la sanción de un proyecto para ampliar el uso de la tarjeta Argenta a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, que había sido consensuado entre Pinedo y Pichetto.
Durante la sesión senadores como el formoseño Mayans (vicepresidente del bloque FpV) y el tucumano Alperovich anunciaron que no apoyarían la iniciativa del oficialismo, contradiciendo inesperadamente a su jefe de bancada.
“Espero que el bloque me acompañe porque sino voy a reflexionar qué hago en el futuro”, amenazó Pichetto a raíz de eso.
El radical Rozas, en tanto, recordó en el recinto los acuerdos arribados horas antes y mencionó que “acá hay temas que trae la oposición que tampoco tienen despacho de comisión”.
Por ello, algunos opositores consideraron que la veloz maniobra de Marino fue una devolución a la decisión mayoritaria del peronismo de no tratar la ampliación de la tarjeta Argenta y enviar el tema de nuevo a ser estudiado en comisión.