RAJOY ASEGURA QUE LA INTERVENCIÓN EN CATALUÑA ES UNA MEDIDA “DE ÚLTIMA INSTANCIA”

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy que la intervención en el autogobierno de Cataluña es una “medida que se toma en última instancia”, ante una “situación límite” a la que se llegó en la norteña región, donde los secesionistas “liquidaron la ley”. 

“Hemos sido muy prudentes, hemos intentado por todos los medios no llegar a una situación difícil, pero cuando se liquida la ley y el Estado de Derecho no hay otra opción”, dijo el líder conservador en conferencia de prensa desde Bruselas, donde participó de una reunión del Consejo europeo.

Preguntado por la prensa sobre la inédita aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que habilita al Ejecutivo central a tomar medidas extraordinarias para obligar al gobierno de una de las comunidades autónomas a cumplir con la ley cuando está en juego el interés general, Rajoy no quiso adelantar nada sobre las medidas concretas que su gobierno aprobará mañana en un consejo de ministros extraordinario,
No obstante, remarcó que se trata de “una medida que se toma en última instancia”.

“Hemos llegado a una situación límite”, en la que, según su opinión, el gobierno catalán se manejó “francamente mal”, después de las “facilidades” que se le dio a través de los requerimientos para que aclarara si había declarado o no la independencia, mientras su Ejecutivo fue “enormemente prudente” en su accionar.

Por otro lado, Rajoy remarcó que el conflicto catalán “no figuraba en el orden del día del Consejo Europeo, porque es un asunto nacional de España”, pero subrayó que “todos los socios europeos han apoyado la posición de España”. 

En ese sentido, y a pesar de que confirmó la puesta en marcha de las medidas extraordinarias en Cataluña, el jefe del Ejecutivo español hizo un nuevo llamado al diálogo al gobierno catalán dentro del marco de la ley.

“Capacidad para hablar he tenido a lo largo de mi vida política”, dijo, para luego agregar que espera que “las autoridades catalanas se comporten de una forma más responsable que en ocasiones precedentes”. 

Finalmente, Rajoy volvió a atribuir a Puigdemont la responsabilidad de la mayor crisis política e institucional que vive España en 40 años de democracia, al afirmar que “cuando uno se entrega a los extremistas y radicales, pasa lo que está pasando en este país”.