El tipo de cambio real cayó casi 20 % entre setiembre de 2018 y julio de 2019, pero se encuentra un 5% por debajo del promedio de los últimos 40 años. Pese a la tendencia de los últimos meses, el precio de un sandwich de McDonald´s es de 3,55 dólares en la Argentina versus 5,74 dólares en Estados Unidos, una brecha que encuadra en el equilibrio de mediano y largo plazo, dadas las diferencias de productividad entre ambos países.

En un escenario extremo en el que el gobierno lograse mantener congelado el tipo de cambio hasta el fin del proceso electoral, entonces la cotización del dólar sería el equivalente a 39 pesos a precios de hoy, con riesgo de un rebote posterior. El mercado de futuros del Rofex marca una paridad de 53 pesos por dólar a fin de 2019 que, de verificarse, implica una trayectoria de la divisa a un ritmo mayor al de la inflación esperada para los próximos meses. La variable más importante para la evolución del precio del dólar de aquí a fin de año es lo que ocurra con el proceso electoral. El triunfo de candidatos con historial “poco amistoso” con los mercados de crédito puede desatar presiones sobre la paridad peso-dólar.

(Fuente: IERAL)