“QUE CRISTINA FERNÁNDEZ NOS EXPLIQUE POR QUÉ LE PAGABA 15% A VENEZUELA”, RECLAMÓ EL MINISTRO CAPUTO

23

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, afirmó hoy que la Argentina se está financiando “a las tasas más bajas de nuestra historia, cuyo promedio ronda el 4,8%” y cuestionó a un sector de la oposición encabezado por la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner que “embarra” la cancha y debería explicar porque “se le pagaba a Venezuela una tasa del 15%”.
“Que Cristina (Fernández de Kirchner) nos explique porque le pagaba 15% a Venezuela. Además, de cara a las elecciones, si Cristina volviera sería una muy mala noticia aunque la sensación en el mercado es que no tiene mayores posibilidades”, señaló Caputo en el cierre de la tercera edición del seminario Financial Summit, organizado por el diario La Nación.
En este sentido, añadió que los kirchneristas son “los reyes de la mentira: cuando ellos gobernaban no había inflación ni pobres”.
El funcionario, de esta manera, salió al cruce de los sectores políticos que criticaron la emisión de un bono a 100 años, aunque aclaró que ha recibido “centenares de felicitaciones de gente especializada en finanzas”.
“Se dicen falsedades, es el juego político que hace la oposición, porque no le importa la gente sino volver al poder”, explicó Caputo.
El ministro se refirió de esta forma al pedido formulado por el fiscal federal Juan Pedro Zoni al juez federal Ariel Lijo para que investigue si el ministro de Finanzas incurrió en el presunto delito de “administración fraudulenta”, al dictaminar en favor de abrir una investigación sobre la emisión de un bono a 100 años, a partir de una denuncia presentada por el diputado del Frente para la Victoria Darío Martínez, entre otros legisladores.
Caputo, una vez más, realizó una encendida defensa de su gestión al frente de la cartera de Finanzas.
“En principio es importante aclarar que tres de cada cuatro veces que emitimos deuda cancelamos emisiones de ellos (los kichneristas) a tasas altísimas, es bastante bizarro que le hayan pagado un 15% a Venezuela”, subrayó el funcionario.
En cuanto al bono centenario, justificó su emisión para “diversificar monedas y plazos porque no podemos concentrar vencimientos en un año”.
“Aprovechamos la circunstancia que Estados Unidos está con tasas muy bajas y esto no dura 100 años. No nos olvidemos que si excluimos los últimos ocho años de crisis, Estados Unidos se financió en los últimos 35 años a una tasa de 8,1%”, aclaró Caputo.
Respecto al nivel de endeudamiento destacó que “no” le preocupa porque el Gobierno eligió una “política de convergencia gradual hacia el equilibrio fiscal, ya que no podemos ignorar la realidad social”.
De hecho, explicó que una vez logrado el equilibrio fiscal el nivel de deuda respecto al PBI será “el más bajo de Latinoamérica, que también lo es hoy con el sector privado”.
Caputo no le dió mayor importancia a la decisión de Morgan Stanley de mantener la calificación como “mercado fronterizo” y admitió que tuvo una trascendencia desmedida.
“Los bonos subieron, por lo tanto la deuda no tenía que ver con la categoría. Nunca especulamos y no corresponde hacerlo porque nuestro objetivo es generar previsibilidad y confianza”, indicó el ministro.
Caputo también reiteró su respaldo a la política monetaria del Banco Central y señaló que “este año vamos a tener el nivel de inflación más bajo de los últimos ocho años, con recuperación del salario y un crecimiento (del PBI) del 3%”.
Por otro lado, manifestó su optimismo de cara a las elecciones legislativas porque a su juicio “la gente no es zonza, sabe de dónde venimos y también sabe cómo los engañaron durante años. No tengo dudas que vamos a tener el apoyo de la gente porque estamos en un punto de inflexión de la historia argentina”.
La situación de Brasil fue otro tema abordado por Caputo, al explicar que “la crisis política ha impactado nada en la economía y hay que sacarse el sombrero al ver cómo funcionan las instituciones, ojalá pudiéramos copiar la seguridad jurídica de allá”.
El ministro finalmente instó a “no preocuparse tanto por el tipo de cambio, sino dejarlo que libremente siga fluctuando en función de la oferta y la demanda. No es un disparador de nada”.