Putin recibe a Macron para acercar posiciones en medio de la tensión con EEUU por Irán

51

El presidente ruso, Vladímir Putin, recibirá mañana a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en una cumbre que abordará la relación bilateral, pero cuya agenda estará enfocada en la tensión creada por la salida de Washington del acuerdo nuclear iraní, una decisión que el Kremlin y la Unión Europea (UE) coinciden en rechazar.
El Palacio de Constantino, en las afueras de San Petersburgo, será el escenario del encuentro entre Putin y Macron el primer día de la visita a la capital imperial rusa del líder francés.
Entre las actividades de Macron también se cuenta -el viernes- la sesión plenaria del Foro Económico Internacional, en la que participará como invitado de honor, junto al anfitrión ruso y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, informó la agencia de noticias EFE.
El servicio de prensa del Kremlim informó que en la cumbre entre el ruso y el francés “se espera que las partes mantengan discusiones al más alto nivel acerca del desarrollo de la cooperación bilateral, así como asuntos clave regionales e internacionales”.
Entre estos últimos puntos “el acuerdo nuclear iraní, el proceso de arreglo del conflicto sirio y Ucrania”, ocuparán un lugar central, agregó el comunicado.
Rusia y Francia coinciden en la necesidad de mantener el acuerdo alcanzado en 2015 entre Irán y el 5+1 (los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU – EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido y China- más Alemania) para poner bajo control el programa nuclear de Teherán.
Putin está a favor de salvarlo sin cambios, mientras Macron propone ampliarlo para introducir nuevos controles a Irán.
Hoy, la vocera de la cancillería rusa, María Zajarova, advirtió que la docena de condiciones que plantea Estados Unidos a Irán para no imponerle duras económicas y consagrar un nuevo acuerdo -entre las que se cuentan el abandono “permanente” del programa atómico y el fin del enriquecimiento de uranio- son “absolutamente inaceptables para Teherán”.
“Preocupa que en Washington crece como una bola de nieve la campaña contra Irán. Da la impresión de que Estados Unidos optó definitivamente por la política de amenazas hacia Irán”, dijo hoy la portavoz.
Rusia, advirtió no sólo considera “ilegítimas” las últimas sanciones adoptadas contra Teherán, sino que planea “seguir en la senda de la cooperación multilateral” con ese país.
El mandatario francés, que viene liderando los intentos europeos por mantener el pacto, informó la posición de su país al líder iraní, Hasan Rohani, e intentó persuadir, sin éxito, al presidente estadounidense, Donald Trump, cuando visitó Washington en abril, para que no abandonase el pacto.
“Este acuerdo no es perfecto, pero es mejor que no tener ninguno”, dijo por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, al escenificar también la cercanía con Moscú en este asunto en una reunión con Putin en Sochi.
El canciller francés se sumo a las críticas hoy y dijo que la salida estadounidense del acuerdo provocó “una situación en que las tensiones son graves”, además de hacer notar un elemento nuevo, “que es que las crisis de Siria e Irán se están fusionando” y recordó que “se utilizaron armas iraníes estacionadas en Siria contra Israel, que ha respondido”.
“Se dan todas las condiciones para que haya una conflagración”, alertó el jefe de la diplomacia francesa, que una vez más defendió el mantenimiento del acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, que calificó de un avance “considerable”.
Los acuerdos entre el bloque europeo y Moscú, no obstante, se limitan a la cuestión del pacto nuclear.
Tanto París como Berlín están enfrentadas a Moscú en asuntos como Siria -donde Putin es el principal soporte Internacional del presidente Bashar el Assad-, la crisis ucraniana o la anexión de Crimea, así como por las sospechas de injerencia rusa en distintos procesos electorales y crisis internas extranjeras.