Cambiaron las regulaciones en el servicio puerta a puerta, pero lejos de ser la mejor solución para realizar compras en el exterior, el proceso sigue siendo engorroso, poco práctico y sobre todo lento en los tiempos de recepción. Es por eso que la plataforma comunitaria online de Grabr, la app que permite que miles de usuarios compren en el exterior y reciban esos productos en Argentina, se plantea como la alternativa ideal para aprovechar las ofertas del exterior o buscar artículos que no se consiguen en nuestro país.

Las ventajas de Grabr vs el Puerta a Puerta son varias, pero uno de los beneficios principales es que quienes compran los productos y los entregan a los compradores, son los viajeros. Esta entrega “personalizada” no sólo permite hacer pedidos en sitios web que no tienen envíos a nuestro país sino que además, el viajero puede unificar varias compras, no solo entregar un paquete único. Asimismo, nada reemplaza el contacto directo (Grabr tiene una plataforma de mensajería instantánea y también Soporte 24hs), en lugar de ante cualquier reclamo, tener que comunicarse a través de un formulario de un ecommerce o del centro de atención del correo Argentino.

La forma de pago también es un diferencial importante dado que, para contrarrestar las constantes e imprevisibles subas del dólar, Grabr ha habilitado recientemente el pago en pesos y hasta en 12 cuotas con tarjetas locales, con una tasa de conversión de dólares a pesos realmente baja y con intereses muy accesibles. También sumó la opción de pago en efectivo (lo que permite asegurarse la cotización del dólar del día de la compra) a través de Rapipago, Pago Fácil o Cobro Express. La gran diferencia es que las compras realizadas con el sistema puerta a puerta deben hacerse en dólares y en un pago, exponiéndose a una suba repentina del dólar al momento de pagar el resumen de la tarjeta.

Por otra parte, hay productos, como perfumes, bebidas con alcohol o cámaras de fotos/drones con batería extraíble que no se pueden enviar a través del Correo pero sí se pueden recibir con un viajero. En este punto también es importante destacar el cuidado del producto, el cual siempre llega en buen estado, dado que el comprador tiene el resguardo de poder rechazarlo en el caso de no recibirlo en las condiciones adecuadas.

Mientras que el Correo cobra altas tasas por envíos certificados o con seguro (si no se elige está opción existe la chance de robo sin posibilidad de reclamo), los viajeros de Grabr cobran comisiones más bajas. Además, la empresa funciona como garantía del dinero hasta el momento que el comprador confirma la recepción de su pedido (recién allí se libera el pago al viajero) por lo que todas las transacciones son completamente seguras.

¿Qué pasa con los productos que no están en tiendas online? En ese caso el puerta a puerta no tiene opción, pero con Grabr el comprador puede recibirlo igual ya que el viajero puede conseguir el producto en una tienda física.