PRODUCTORES PORCINOS: LA REFORMA TRIBUTARIA DE ENTRE RÍOS ES “FULMINANTE”

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper) afirmó que la reforma tributaria que impulsa el gobierno provincial, “es realmente fulminante para el sector porcino”.
En ese sentido, la entidad alertó sobre el impacto que la reforma tiene en ese segmento que sufrirá “una suba del 50% en el impuesto a los Ingresos Brutos”, tributo que calificó como “el más regresivo” de todos.
“El sector porcino entiende a la reforma plateada en la provincia como un aumento de impuestos, a diferencia de lo que dice el Gobierno sobre la baja de presión tributaria”, expresó la Cámara en un documento hecho público hoy.
Según la entidad, “la segmentación que propone el proyecto es una ficción ya que la mayoría de los productores superan el mínimo no imponible. Esa misma segmentación fomenta la informalidad de la economía, desalienta el crecimiento y el agregado de valor y promueve ineficiencias en la cadena”.
Capper también realizó un informe sobre la incidencia de este tributo en la recaudación provincial y las distorsiones que genera en la cadena y el impacto final en las góndolas, y como conclusión planteó que “los Ingresos Brutos asfixian a productores y consumidores”.
“El impuesto a los Ingresos Brutos es el tributo de mayor recaudación en Entre Ríos, que desde hace una década explica casi el 60% de los ingresos propios que obtiene el Estado provincial”, reprocharon los productores.
Precisaron que “en los últimos 12 años su crecimiento en términos porcentuales estuvo por encima de la recaudación total, lo cual agrava aún más la presión impositiva no sólo sobre los contribuyentes, sino fundamentalmente sobre los consumidores finales de bienes y servicios que terminan pagando una acumulación desproporcionada de impuestos y tasas”.