Las lluvias de los últimos días en el área agrícola nacional paralizaron la siembra de trigo y la cosecha de maíz, aunque aún no se puede hablar de pérdidas, coincidieron hoy especialistas en estimaciones agrícolas.


“En la zona agrícola núcleo hay mucha agua; algunos encharcamientos pueden hacer que se atrasen los trabajos de siembra, pero no se pude hablar de pérdidas; hubo acumulados muy importantes, pero como no fueron continuos, los suelos lo fueron filtrando”, indicó a Télam la analista de la Bolsa de Comercio de Rosario, Sofía Corina.


Según Corina, las zonas más afectadas por las lluvias fueron el noreste de Buenos Aires y “más que nada toda la parte de Buenos Aires”.

(Fuente: Télam)