Los precios minoristas subieron 1,1% en la última semana del mes y promediaron un alza mensual de 4%. Los servicios lideraron los aumentos, con subas mayores a 6% en educación y salud. Para diciembre queda un arrastre estadístico de 1,9% y sumando la dinámica esperada para ese mes, proyectamos un aumento mensual piso de 4,0%. La estabilidad del dólar ayudó a contener los precios y 2019 finalizaría con una inflación anual de 53,8%.


Los precios minoristas subieron 1,1% en la última semana de noviembre, impulsados por nuevos reacomodamientos de precios tanto en bienes como servicios.

Según el IPC-Elypsis, la inflación cerró noviembre en 4% y deja así un arrastre estadístico de 1,9% para diciembre.

Incidieron sobre principio de mes los ajustes preventivos de precios de algunos empresarios especulando con un posible congelamiento a partir del próximo gobierno.

Según nuestros relevamientos semanalesel 13,7% de los empresarios del sector bienes hicieron ajustes preventivos, pero esa dinámica no se extendió y quedó limitada especialmente a los sectores industriales.

En Alimentos y Bebidas, la inflación mensual fue 3,3%, con un incremento de 3,3% en Alimentos y de 3,2% en Bebidas.

Sobre nuestras mediciones de alta frecuencia, proyectamos que diciembre finalice con una inflación de 4% y todo 2019 medirá 53,8%, la inflación más alta desde 1991.