PREMIER PALESTINO HAMDALLAH LLEGÓ A GAZA, DONDE ASUMIRÁ MAÑANA SEGÚN EL PACTO HAMAS-AL FATAH

25
El primer ministro palestino, Rami Hamdalah, llegó hoy a Gaza, donde, en el marco del acuerdo que Hamas y Al Fatah anunciaron en septiembre, asumirá oficialmente el gobierno mañana para llamar a elecciones generales en breve y sellar la reconciliación interpalestina.
El primer paso en ese sentido será disolver el Comité Administrativo con el que el grupo islamista gobierna la Franja de Gaza.
Al llegar al enclave palestino, Hamdallah dijo que “no se establecerá un estado palestino sin la unidad de Gaza y Cisjordania”, y prometió tomar el poder en la Franja “de inmediato”.
“Hemos vuelto a Gaza para lograr la reconciliación y la unidad y el fin de la división interna”, dijo el jefe del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en una conferencia de prensa tras cruzar el puesto fronterizo de Erez, en la que prometió “construir sobre este momento histórico y reconducir la división de las facciones palestinas hacia la reconciliación”, informaron las agencias de noticias palestina Wafa y española EFE.
La delegación tiene previsto visitar una casa en el barrio de Shajaiyeh en la ciudad de Gaza que fue destruida durante la operación militar israelí “Filo Protector” (2014) lanzada contra el superpoblado territorio costero, que causó la muerte de 2.251 palestinos (1.462 de ellos civiles y 551 niños), 67 soldados israelíes y seis civiles.
Tras esta visita, la delegación encabezada por Hamdallah celebrará varias reuniones con las diversas facciones políticas en Gaza antes de asumir (mañana) el gobierno.
“Estamos convencidos de que el único camino hacia el objetivo nacional es el camino de la unidad y dar vuelta la página de la división. De ahora en adelante todo el mundo va a estar involucrado en los esfuerzos de reconstrucción de la Franja de Gaza, en impulsar la firmeza de la gente de Gaza y defender sus libertades”, prometió.
Hamdallah felicitó a Hamas por su decisión de disolver el Comité Administrativo que había formado para gestionar el enclave costero, que la ANP consideraba un “gobierno en las sombras”, y señaló que este es “un paso importante”.
“Ha llegado el momento de trabajar juntos y asumir responsabilidades”, manifestó y apostó por un “clima de entendimiento y positivo”, aunque señaló que el camino hacia la reconciliación total “es todavía largo y duro”.
En junio de 2007 y tras semanas de enfrentamientos con la otra facción palestina (Al Fatah), Hamas tomó de facto el control de la Franja de Gaza y expulsó a las fuerzas leales al presidente palestino Mahmud Abbas.
Desde entonces, ambas partes no fueron capaces de reconciliarse y Gaza permaneció bajo un férreo bloqueo impuesto por Israel, que se ha visto reforzado en los últimos años por la decisión de las autoridades egipcias de cerrar el paso de Rafah que conecta la Franja con su territorio y que solo abren de manera excepcional.
En junio pasado se pactaron en El Cairo varios acuerdos, entre ellos, un aumento de la seguridad en la frontera y la apertura permanente del paso fronterizo de Rafah a partir de septiembre, algo que por ahora no ha sucedido.
El 18 de septiembre, Hamas anunció la disolución del comité administrativo que había sido creado en marzo de 2016 para gestionar el territorio, tal como exigía Abbas para avanzar en la reconciliación, e invitó “al gobierno de consenso encabezado por Hamdallah a venir a la Franja para llevar a cabo su misión y su deber de inmediato”.
No es la primera vez que las principales facciones palestinas protagonizan un acercamiento. Hay varios otros que fracasaron como ocurrió en 2007 en La Meca, en 2011 en El Cairo, en 2012 en Doha o en 2014 en Gaza.
Todos los anteriores procesos se truncaron por las diferencias de las partes sobre cuestiones tan fundamentales como la celebración de elecciones generales o quién debe encargarse del control de la seguridad en Gaza.
En tanto, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, aprobó hoy el enclaustramiento de Gaza y Cisjordania durante los once días de las festividades judías de Sucot (Tabernáculos), que se inician pasado mañana, informó el organismo militar que gestiona la ocupación.
“El cruce (con la Franja de Gaza) de Erez cerrará entre el 4 de y el 14 de octubre”, señaló un comunicado de la Unidad del Coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT, por sus siglas en inglés), que especifica que la medida afectará solo a los palestinos y estará permitido el cruce a periodistas.
El extenso periodo de clausura de los territorios palestinos es inusual, ya que hasta ahora se cerraban los cruces solo en los primeros y últimos días de la celebración festiva, que es periodo laboral en Israel excepto en los días de comienzo y fin.
El anuncio se produce en un momento de particular tensión, pocos días después de que se registrara un ataque mortal en el asentamiento ilegal israelí de Har Adar, en la ocupada Cisjordania, en el que un palestino mató a tres israelíes e hirió a un cuarto, todos ellos guardias de seguridad y policías que controlaban el cruce.