PIDEN ELIMINACIÓN DEL GLIFOSATO EN EUROPA

El Parlamento Europeo pidió hoy la eliminación progresiva del herbicida glifosato hacia el año 2022, en el marco del debate por la renovación de la licencia para el uso del producto del 10 años que promueve la Comisión Europea.
La votación fue dividida con 355 votos a favor, 204 en contra y 111 abstenciones, según consignó hoy la agencia EFE.
Francia es uno de los países impulsores de la medida ya que se opone al uso de este herbicida por lo supuestos riesgos sanitarios.
Se trata de una opinión no vinculante, pero es un claro mensaje del Parlamento a la Comisión para que desista de renovar la licencia que vence a fin de año.
También pidieron al Ejecutivo comunitario que imponga una prohibición inmediata al uso no profesional, del herbicida, así como en parques públicos, jardines y zonas de juegos infantiles.
Los eurodiputados solicitan además a la Comisión que prepare planes para la supresión progresiva de la sustancia, comenzando con la prohibición completa para el uso doméstico y un veto al uso en agricultura cuando haya alternativas biológicas.
También pidieron al Ejecutivo comunitario que haga públicos los estudios de riesgo realizados sobre el producto.
Está previsto que la decisión sobre la renovación de la licencia se adopte este miércoles en una reunión, en Bruselas, en la que participarán representantes de los Estados miembros y de la Comisión, conocida como proceso de “comitología” en la jerga comunitaria.
Previamente, este martes, el asunto se trató en la reunión del Colegio de comisarios de la UE.
Si no se logra una mayoría calificada a favor de la renovación de la licencia el miércoles, la decisión final recaerá sobre la Comisión.
Los socialdemócratas europeos valoraron la decisión de la Eurocámara sobre el glifosato, “el herbicida utilizado de forma más extensiva en el mundo”.
El glifosato es un herbicida utilizado en Roundup, un producto de la multinacional Monsanto.
Aunque la Agencia Europea de Químicos y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria han concluido en sus evaluaciones científicas que es un producto seguro, una agencia de la ONU consideró que se trata de un posible cancerígeno.
Un grupo de activistas de la Iniciativa Ciudadana Europea Stop Glifosato, liderada por Greenpeace, se reunió este lunes con el comisario europeo para la Salud y la Seguridad Alimenticia, Vytenis Andriukaitis, para pedirle que no se renueve la licencia para el uso del pesticida en la UE.
La iniciativa ciudadana ha reunido más de un millón de firmas en un año en favor de esa petición.
Monsanto dice en su blog que es una empresa agrícola que ofrece “productos seguros y efectivos” que ayudan a los agricultores a “cultivar de manera segura, eficiente y sostenible”.
“El glifosato, un ingrediente en Roundup, es uno de los productos agrícolas más extensivamente evaluados en el mercado y en el mundo”, añade la empresa, que explica que su uso es “seguro”, sobre la base de “miles de estudios científicos y cuarenta años de uso”.