PETROBRAS Y BRAZILIAN FOODS REPORTARON RESULTADOS ADVERSOS

33

Petrobras reportó ganancias por US$ 99,5 millones en el segundo trimestre, equivalente a 14 veces menos que en los tres meses anteriores, y el procesador de alimentos Brazilian Foods (BRF) tuvo una pérdida de US$ 52,6 millones en el mismo período, caída mayor a la esperada y vinculada a los efectos de un escándalo que la involucra, informaron sendas empresas al regulador bursátil.
Petrobras incumplió las estimaciones de ganancias del segundo trimestre por un amplio margen tras unirse a un programa de refinanciamiento tributario, frenando los esfuerzos de la firma brasileña con presencia del Estado por recortar la mayor carga de deuda entre las grandes petroleras del mundo.
Las ganancias de la petrolera anotaron 316 millones de reales en el trimestre pasado, lo que se compara con utilidades por 4.449 millones de reales en el período enero-marzo, consignó la agencia Reuters, que indicó que el resultado se ubicó muy por debajo de las estimaciones de sus analistas consultados, que proyectaban 2.405 millones de reales.
La decisión de unirse al denominado programa de regularización de impuestos PERT llevó a un cargo por 6.234 millones de reales, compensando los fuertes controles de costos y gastos y una caída en los gastos de capital, al tiempo que menores márgenes de precios de combustible y una demanda débil pesaron sobre los resultados trimestrales.
Por otra parte, BRF reportó una pérdida neta de 167 millones de reales (52,6 millones de dólares) para el segundo trimestre, caída mayor a la esperada, debido a los efectos de un escándalo alimenticio en el país.
El resultado se compara con una ganancia de 31 millones de reales del mismo período del año pasado y marca su tercera pérdida trimestral consecutiva; los ingresos operacionales netos se redujeron 5,7 por ciento a 8.000 millones de reales sobre una base anual, precisó BRF.
La producción de la empresa fue interrumpida por una investigación federal anunciada el 17 de marzo, que acusó a los inspectores sanitarios y a la compañía de conspirar para evadir los controles de calidad y, como parte de las pesquisas, la planta Mineiros de BRF fue cerrada y dos de sus ejecutivos estuvieron entre las 60 personas a las que se les presentaron cargos por participar en la trama.
La planta fue reabierta el 8 de abril, pero la investigación llevó a qué importadores de carne de Brasil, desde China a Europa, suspendieran sus compras temporalmente.
La pérdida trimestral fue mayor que los 88 millones de reales estimados en un sondeo de Reuters.
En tanto, las ganancias sin impuestos, intereses, depreciación y amortización fueron de 575 millones de reales, por debajo de las estimaciones de 664 millones de reales.
Luego de reportar sus resultados, BRF declaró que su directorio autorizó la venta de hasta 13,4 millones de acciones, medida que podría recaudar hasta 525,2 millones de reales (165,4 millones de dólares) y busca fortalecer su posición en efectivo y reducir su apalancamiento financiero.