PEÑA: “LA INDEPENDENCIA ES EL PILAR DE LA REFORMA JUDICIAL”

Law and justice concept - gavel of judge and scale of justice and legal code on glass table and wooden background.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, señaló que el respeto a la independencia del Poder Judicial constituye “uno de los pilares” que sostiene el gobierno en materia de reforma de la justicia, y que para avanzar en ese camino “es muy importante desarrollar una dinámica y una constancia” porque “los problemas” que se han “acumulado a lo largo de décadas no se solucionan en un día”.
“Uno de los pilares para que pueda haber una reforma de la Justicia ha sido para nosotros la decisión de este presidente (Mauricio Macri) de romper el vínculo de manipulación política del Poder Judicial por parte del gobierno de turno, y la convicción de la necesidad de un poder judicial independiente”, dijo Peña, durante un almuerzo organizado por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal en el Círculo Italiano porteño.
El jefe de Gabinete consideró: “Hay un marco mucho más amplio del que se nota para avanzar en muchísimos temas de esas reformas estructurales”, y dijo que “las transformaciones que requieren más tiempo por su diseño institucional, como la Justicia en particular, es donde más convicción, constancia y compromiso necesitamos”.
Tras su exposición, Peña respondió preguntas de un auditorio compuesto fundamentalmente por profesionales del derecho, jueces, camaristas, magistrados, funcionarios nacionales e invitados especiales.
Consultado acerca de cuál es el plan de reformas del gobierno en el ámbito de la justicia federal, señaló: “Lo institucional se resume en el plan Justicia 2020 que lleva adelante el Ministerio de Justicia, que tiene que ver con lo estructural, pero el tema es con el diálogo y la construcción de consensos, cómo encontrarle una dinámica a la reformas”.
Puntualizó que “hay una percepción bastante mayoritaria de que hay que avanzar en otra dirección” que la registrada en años anteriores, y comentó que “si uno mira hacia el pasado, ha habido muchas resistencias al cambio que nos han impedido tener un diagnóstico común”.
“Es bastante generalizada la opinión sobre el método que hay que llevar adelante para hacer esas reformas, entendiendo que nadie tiene mayoría ni nadie puede imponerse al otro”, dijo el jefe de Gabinete de ministros.
Peña destacó: “El tema de avanzar en los nombramientos se ha ido acelerando mucho y se ha ido armando una dinámica muy positiva de trabajo”, lo cual “demuestra que hay un marco mucho más amplio del que se nota para avanzar en esas reformas estructurales, en muchísimos temas, muchas veces en silencio”.
Aseguró que “no hay una reforma que solucione todos los problemas de la Argentina” y opinó que “gran parte de esos problemas” se debe al “enorme incumplimiento de las leyes”.
El jefe de Gabinete insistió en la “convicción del gobierno en la necesidad de un Poder Judicial independiente”, y manifestó que entendía “la frustración de muchos por la sensación de impunidad, de que no avancen las investigaciones que tienen que avanzar, y la señal desgarradora muchas veces para ese argentino que trabaja de ver ejemplos de personas que han hecho su fortuna en base a robarle a los argentinos”.
Sobre las denuncias que realizó la diputada Elisa Carrió al titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, Peña manifestó que “es una postura personal de la diputada”,
“Es una postura personal que respetamos por ser una persona que valoramos enormemente, pero siempre hemos sido muy claros y el mecanismo institucional es el que hay que analizar a ver si se puede avanzar, pero promovemos que se discuta desde lo institucional”, dijo.
Más adelante, tras reconocer que “esta transición no es sencilla” apuntó que “luego de años de mentiras” es necesario “poner la verdad sobre la mesa”.
Junto a Peña estuvieron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano y el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, además del titular del Colegio de Abogados, Guillermo Lipera.