PARLAMENTARIOS DE 23 PAÍSES PIDEN A CAMBOYA QUE LIBERE A LÍDER OPOSITOR

40

Un total de 158 parlamentarios de 23 países, entre ellos Argentina, reclamaron hoy en una carta al gobierno de Camboya que deje en libertad a Kem Sokha, líder del principal partido opositor, y que garantice que las próximas elecciones generales de julio del año próximo sean libres y justas.

“La detención en septiembre de Kem Sokha está claramente motivada políticamente”, manifestó en un comunicado el diputado malasio Charles Santiago, presidente del grupo Parlamentarios de la Asean por los Derechos Humanos (APHR) y uno de los firmantes.

“Yo, junto a 157 colegas de países de todo el mundo, desde Argentina a Sudáfrica y Malasia, estamos reclamando al gobierno camboyano que libere incondicionalmente a Kem Sokha y que le permita, con su partido, participar libremente en política”, indicó Santiago.

“Las elecciones de 2018 no tendrán legitimidad a menos que estas acciones se adopten urgentemente”, advirtió.

Por su lado, el congresista filipino Tom Villarin, otro de los firmantes, señaló que “el ataque gubernamental contra la oposición, los medios independientes, la sociedad civil y el imperio de la ley deber parar, y necesitamos tener pruebas de ello”, citó la agencia de noticias EFE.
Kem Sokha, presidente del Partido Nacional para el Rescate de Camboya, fue detenido el 3 de septiembre último acusado de traición.

El 16 de noviembre, el Tribunal Supremo disolvió el partido e inhabilitó para participar en política durante cinco años a 118 de sus dirigentes.

El Supremo basó su decisión, que es inapelable, en una reforma que el Parlamento aprobó en febrero para ilegalizar los partidos que conspiren con delincuentes y para impedir que personas condenadas militen en formaciones políticas.

Amnistía Internacional (AI) reclamó la semana pasada la intervención de la comunidad internacional para proteger la democracia en Camboya.

AI señaló que el gobierno del primer ministro, Hun Sen, comenzó, tras las elecciones municipales de junio, una campaña “amplia e incesante” para acallar a la posición política, a los medios de información críticos y a la sociedad civil disidente, “hasta silenciar una voz independiente tras otra”.

Camboya tiene previsto celebrar elecciones generales el 29 de julio de 2018.