PARA EL MASSISMO, “LA LUCHA CONTRA LA INFLACIÓN AÚN ESTÁ LEJOS DE SER GANADA”

39

El equipo económico del Frente Renovador, encabezado por el diputado nacional Marco Lavagna, afirmó hoy que las perspectivas para 2018 reafirman que “la lucha contra la inflación aún está lejos de ser ganada”, tras analizar la marcha de la inflación y el número publicado ayer por Indec para el tercer mes del año, que alcanzó un 2,3% a nivel nacional y 2,5% en el GBA.
“Las perspectivas 2018 reafirman que la lucha contra la inflación aún está lejos de ser ganada: aún cuando la inflación se desacelere respecto de 2017, continuará manteniendo la velocidad crucero de la última década”, afirmó el equipo económico del FR en un comunicado.
El mes pasado el equipo económico del FR encabezado por Lavagna anticipó que dejaría de presentar el índice IPC Congreso que elabora hace años que incluía con cálculos propios y adelantó que comenzaría a tomar cifras del Indec para pasar a elaborar análisis cualitativos de los guarismos oficiales.
Ayer, el Indec difundió los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC-costo de Vida) de marzo y precisó que la inflación del tercer mes del año aumentó durante marzo el 2,3% a nivel nacional, debido a los incrementos en los rubros Alimentos y Bebidas, Educación, y Equipamiento para el Hogar.
Al analizar esas cifras, los economistas del massismo sostuvieron que “cada vez es más necesario abordar el problema de manera integral, en lugar de con medidas aisladas como la tasa de interés (2016-2017) o paritarias (2018). Atacar la inflación es totalmente central, y debe lograrse al menor costo social posible”.
Según el informe, “la inflación de los últimos seis meses promedió 2,1%, lo que implica un alza anualizada de precios de 28,1%. Tomando únicamente la inflación núcleo, la suba fue de 1,7% promedio en el último semestre, lo que arroja un alza anualizada de 23%”.
En ese sentido, señalaron que “mientras que la estrategia del oficialismo beneficia a los inversores financieros, el alza de tarifas (que continuará durante abril) sigue deteriorando el poder de compra de las familias”.
Sin embargo, precisaron que “para el resto del año, se espera una menor incidencia de los aumentos puntuales, de modo que la inflación mensual podría converger a un rango de 1,2%-1,6%. De cualquier manera, ello sería insuficiente para alcanzar la meta corregida del BCRA, de 15% anual, teniendo en cuenta que en marzo, se llegó al 45% de la meta inflacionaria del Gobierno”.