OPERADORES DE INTERNET FUEGUINOS PUEDEN CONECTARSE A LA RED DE FIBRA ÓPTICA DE ARSAT

20

Los operadores de Internet fueguinos podrán conectarse a la red de fibra óptica de la empresa estatal Arsat, lo que permitiría ofrecer planes de acceso a banda ancha más baratos, según indicaron desde la compañía.
“Arsat concluyó con la instalación de los equipamientos tecnológicos necesarios para que la provincia de Tierra del Fuego pueda conectarse al Plan Federal de Internet”, informó hoy la empresa, y agregó que esto es “uno de los hitos más importantes del plan que logra la integración del vasto territorio argentino a través de Internet”.
Aclaró no obstante que “la provincia deberá finalizar la construcción de la red provincial de fibra óptica” que unirá el estrecho de Magallanes con Ushuaia, previo paso por Río Grande y Tolhuin.
En rigor, la fibra de Arsat llega a San Sebastían, una localidad del norte de la isla.
Desde ahí la provincia es la que debe tender una red, como ya hicieron Salta, Mendoza, y otras.
“Son más de 50 km de fibra óptica submarina que, hasta el momento, eran utilizados por un único operador y ahora se suman a los más de 22.000 kilómetros de Fibra Óptica Federal”, indicaron desde Arsat en un comunicado.
“Un argentino tiene que poder acceder a Internet de calidad así haya nacido en Lago Escondido o en Capital Federal”, declaró el ministro de Modernizacion, Andrés Ibarra, bajo cuya cartera quedó la operación de Arsat.
Agregó que la conectividad “potenciará las economías regionales, posibilitará el consumo de aplicaciones que demandan más ancho de banda y mejorar la experiencia de uso de servicios digitales”.
A su vez, el titular de Arsat, Rodrigo de Loredo, remarcó que “la iluminación del Estrecho de Magallanes es un hecho muy simbólico para el Plan Federal de Internet y para todos los argentinos, porque refleja plenamente el objetivo de Arsat y del gobierno nacional de unirnos cada vez más”.
“También, implica un cambio radical para los fueguinos, ya que van a pasar de tener un solo proveedor que ofrecía Internet a toda la isla, a tener ahora la posibilidad de que haya multiplicidad de operadores que también proporcionen conectividad”, agregó.
Enfatizó que “es deber del Estado llegar donde los privados no llegan, federalizando el acceso a un servicio de calidad”.
En enero de este año, un informe de la consultora Convergencia Research reveló que elprecio mayorista del mega registró una caída del 50%, en promedio, en las zonas donde Arsat llegó con el servicio de banda ancha.
Además, la oferta que provee la empresa estatal posibilita que los distribuidores locales adquieran una mejor posición de negociación frente a un proveedor mayorista, muchas veces monopólico.